Piet Mondrian, el purista

Retícula Cósmica

0 1.557

Su nombre es poco conocido, sin embargo se trata uno de los artistas más importantes del siglo XX y el que dejó una marca a fuego sobre la pintura contemporánea. Su influencia trascendió la pintura para incidir también en escultura, diseño, decoración y la arquitectura. Su búsqueda personal lo llevó a explorar en la teosofía y buscar la esencia verdadera de todas las cosas, algo que plantea en su pintura y en su propia filosofía neoplasticista. Es uno de los máximos exponentes del arte abstracto.

Piet Mondrian (1872-1944)

Piet Mondrian nació en Holanda a finales del siglo XIX en el seno de una familia calvinista, influenciado por su padre que también pintaba. Aunque Mondrian era maestro, a la vez practicaba su arte en la Academia de Ámsterdam, donde en sus inicios no llamó demasiado la atención. Se dejó llevar por las tendencias que imperaban en la época, el impresionismo y el puntillismo, algo que plasmaba en sus paisajes que pasaron desapercibidos para sus profesores. Su adoctrinamiento calvinista le hacía difícil el representar la figura humana, algo rechazado por esta religión.

Fue después de un viaje a París cuando empieza a modificar su estilo. En la capital mundial del arte moderno, el artista conoció el movimiento cubista, un estilo partidario de simplificar los dibujos a formas geométricas, fragmentar líneas y superficies y desarrollar la llamada perspectiva múltiple. Esta vanguardia supuso el quiebre de toda la trayectoria pictórica anterior y la primera que empieza a definir un nuevo concepto moderno. En esta auténtica “batalla” por el arte entró Mondrian, que al volver de París a Ámsterdam pasó a formar parte del grupo aglutinado en torno a la publicación Die Stijl (El Estilo) que preconizaba sus ideas en Holanda, convirtiéndose en el artista más representativo de su país.

El arte no esta hecho para nadie y es, al mismo tiempo, para todos.

Piet Modrian

Muelle y Océano

Mondrian tenía firmes convicciones que lo llevaron a interesarse por la teosofía y los escritos de Helena Blavatsky. En su opinión lo que nos rodea es un velo de apariencia que cubre la auténtica realidad, que no es otra que la de un Universo absoluto. Como artista su obligación era encontrar esta realidad detrás del velo. Los colores y las formas tenían mucha importancia, redujo su paleta a los primarios y se centró en formas geométricas sencillas. Mondrian pronto estuvo en contacto con arquitectos y diseñadores, que querían llevar la armonía y el color de la pintura al mundo práctico. Estos intentaron trasladar sus formas pictóricas a la construcción.

Su nuevo estilo generó una honda impresión y pronto alcanzó la fama. A finales de los años 20 se conformó lo que él llamaría neoplasticismo, “el perfecto equilibrio entre formas y colores”, que más que un estilo pictórico era un ideal de futuro en el que habría una sociedad perfecta. Sus cuadros de formas cuadradas y colores lisos representaban la realidad oculta, lo que llamaba la “retícula cósmica”. Su arte fue criticado duramente por los tradicionalistas, ya que se trataba de una concepción completamente nueva. Incluso para escándalo de los críticos, exponía sus obras en diamante, no de forma rectangular. Escribió numerosos ensayos en el que explicaba su arte y su doctrina neoplasticista, que resultaban ciertamente abstractos y difíciles de entender, por lo que muchos ya empezaron a tacharlo de loco. Buscaba antes que nada la pureza, las lineas rectas y el orden.

A pesar de todo, sus pinturas fueron muy populares y empezaron a aparecer en estampados de ropa, en objetos domésticos, libros, revistas,… Famoso por sus manías y sus obsesiones, se dice que prohibió el color verde en su casa. Le apasionaba la música y sobre todo el jazz, cuya influencia se aprecia en sus obras. Vivió en Londres y EEUU, donde finalmente desencarnó en 1944. Sus últimas obras se habían vuelto más vividas, con colores brillantes y menos uso del blanco, recordando en cierta forma a las marquesinas de las grandes ciudades norteamericanas. A pesar de su fama y su fuerte influencia falleció pobre en Nueva York, pero años más tarde sus cuadros se cotizaron por millones.

Dale click en la imagen

You might also like More from author

Comments

Loading...