Desentrañando la Luna

Misión china

0 235

China acaba de lanzar una sonda a la Luna con el objetivo de estudiar uno de los grandes misterios de nuestro satélite: su cara oculta. ¿Qué sabemos de este lugar que no vemos desde la Tierra, lleno de enigmas y preguntas sin respuesta? La misión intentará solucionar estos interrogantes y traer respuestas que nos permitan acercarnos a un lugar en torno al cual se han entretejido todo tipo de teorías.

La Luna comparte una característica con los demás satélites regulares del Sistema Solar: siempre nos muestra la misma cara. Esto se debe a que nuestro satélite tarda el mismo tiempo en dar una vuelta en sí misma que en torno a la Tierra. La investigación de este “sector oculto” se hace difícil puesto que si se enviase una misión allí, la masa de la propia Luna se interpondría entre la Tierra y la misión a la hora de comunicarse. Es por todo ello que es una zona inexplorada, llena de misterios y que ha generado mucha curiosidad. El misterio se acabó en 1959, cuando la sonda soviética Luna 3 tomó las primeras fotografías del lado oculto de la Luna y generó sensación en nuestro planeta. Hace poco salió a la luz una grabación de la misión Apolo 10, en la que los astronautas se muestran sorprendidos por los extraños sonidos que captaron cuando pasaban sobre la cara oculta de la Luna.

Las imágenes de la sonda soviética generaron más preguntas que respuestas. Al ver las fotografías, se descubrió que el lado B de la Luna es totalmente diferente de la cara que siempre podemos ver. Este lado carecía de los “mares” tan comunes del otro lado, las extensas planicies lunares. Además, es mucho más accidentado y cubierto de cráteres. La respuesta a porque tanta disparidad entre las dos caras vino hace unos pocos años. Investigadores de Pensilvania descubrieron que en el momento de la formación de la Luna se produjo una gran diferencia de temperatura entre las dos caras, provocado por las circunstancias de entonces. Ya que se cree que la Luna se formó cuando un objeto de gran tamaño impactó con nuestro planeta hace millones de años, los residuos del colosal choque fueron expulsados fuera del planeta y formaron nuestro satélite, que finalmente se acabó enfriando hasta adquirir el aspecto de hoy en día. La abundancia de cráteres es debido a que es la cara que mira hacia afuera y los impactos son más numerosos.

Lanzamiento de la sonda china

Pero, hasta ahora estudiar la cara oculta de la Luna ha sido una quimera. La semana pasada China lanzó la sonda Chang´e 4, llamada así en honor a la diosa lunar, con un vehículo que aterrizará en el suelo de nuestro satélite. Concretamente lo hará en un cráter de gran tamaño, donde se cree que pueda haber material del subsuelo lunar para ser estudiado. Un satélite orbitará lejanamente la Luna para replicar las instrucciones de la Tierra al vehículo lunar, evitando así el problema de comunicaciones. Dotado de todo tipo de instrumentos, el vehículo fotografiará, analizará y tomará muestras del suelo lunar, el principal objetivo del estudio. Pero además llevará plantas y gusanos de seda para estudiar cómo reaccionan a ambientes con tan poca gravedad. Sea como sea, se trata de un hito en la exploración espacial, como un paso más en la carrera hacia el envío de una misión tripulada china a la Luna en 2030. Y el principio del fin para los secretos del lado oculto de nuestro satélite.

You might also like More from author

Comments

Loading...