La paz como piedra angular

Conferencia Ronda de Paz 2018

0 562

El miércoles pasado las fundadoras de Origen Estelar, Anael y Elder disertaron en la Ronda de Paz 2018 organizada desde el Consejo de la Paz de la República Argentina. Realizada en la Librería Kier en pleno centro porteño, la ponencia tuvo como título «La Paz como Piedra Angular» en el cual se habló de la construcción de la paz como algo que empieza en uno mismo. A continuación les transmitimos las principales ideas de la exposición.

Durante la conferencia, Anael y Elder, fundadoras de Origen Estelar

La paz es una construcción que empieza por uno mismo, lo que nos exige un ejercicio de introspección y de autoanálisis. Todos los días construimos la Paz desde nuestros actos, incluidos los más pequeños, por ello es importante que vivamos desde lo que realmente somos, recordando que somos seres estelares.  Y por supuesto, entendiendo que vivimos en un planeta escuela, en el que habitan diversos niveles de conciencia. Un mundo en el que el ruido de las conciencias experimentales y su aprendizaje no puede interferir en nosotros negativamente. Comprendiendo esto, evitaremos habitar en el conflicto, en paz y en calma, emitiendo amor y entendimiento hacia los demás.

Por otro lado, es importante recordar que la paz funciona de forma muy semejante a la piedra angular de las construcciones medievales. En el Medievo, cuando las ordenes y logias construían las catedrales, abadías o iglesias, ponían especial énfasis en la primera piedra o angular. En este simbólico primer sillar, sin importancia material, los constructores hacían un importante trabajo energético y luego lo escondían en la estructura, como sostén vibratorio de la misma. Una metáfora de la intención con la que realizamos cada acto, la piedra angular de nuestros actos. Si nos liberamos de juicios e intereses, nuestros actos serán puros y transparentes, construyendo un camino hacia la paz.

Siguiendo estas máximas, viviremos en la paz y podremos contribuir exteriormente en mejorar este mundo, algo que todos quieren, incluidos aquellos que vemos negativamente. Por ello, el camino hacia el exterior pasa por uno mismo y lo mismo ocurre con el ejercicio de la Paz. Si no somos paz, no podremos construirla.

You might also like More from author

Comments

Loading...