El ocaso del Hubble

Telescopio espacial

0 428

Con casi 30 años en funcionamiento, el Telescopio Espacial Hubble es un veterano en fotografiar los astros. Sin embargo, este viejo observador espacial podría tener sus días contados. En los últimos días una avería lo dejó en estado de suspenso, mientras los científicos intentan arreglar los desperfectos. ¿Será el principio del fin de este telescopio venerado durante tres décadas?

Nebulosa de los Chorros Gemelos (Hubble)

El viernes pasado se propagó la noticia de que el Hubble estaba paralizado por una avería. Este telescopio posee varios giroscopios, aparatos con los cuales se calcula la orientación respecto a la Tierra y permite al telescopio apuntar a un determinado lugar y mantenerse en esa dirección. De los 6 que posee el Hubble, con la última falla posee sólo 2 en funcionamiento, siendo 3 el mínimo necesario para funcionar correctamente. Ante esta situación de emergencia, diversos científicos del mundo reunidos por la misión Hubble decidieron paralizar el telescopio, mientras se intenta solucionar el imperfecto. Ante la falla, se trató de poner en marcha uno de los giroscopios de reserva, sin lograrlo hasta ahora. El problema base radica en que el telescopio espacial venía siendo reparado por astronautas enviados en diferentes misiones, la última en 2009. Pero, la decisión de la NASA de finalizar las misiones en transbordador alteró la situación.

La nueva falla del Hubble hace temer a la comunidad científica que el telescopio esté próximo a dejar de funcionar definitivamente. Este veterano capturó en estos casi 30 años imágenes de gran calidad de estrellas, galaxias, nebulosas o cometas. Fue puesto en órbita en abril de 1990, llevando el nombre en honor a Edwin Hubble, famoso astrónomo estadounidense. Se encuentra a unos 593 km sobre nuestra superficie, sobre la atmósfera, radicando en ello su más importante característica. Esto permite que las imágenes sean el doble de precisas que las de cualquier telescopio terrestre, evitando las distorsiones que provoca nuestra atmósfera o la contaminación lumínica en las lentes  y captando mucho mejor todo tipo de ondas. Entre el millón de objetos celestes vistos por el Hubble o las 500 mil fotografías tomadas podemos destacar algunas de una belleza sin precedentes, como las de la Nebulosa Ojo de Gato o la del Sombrero. En 1994 se captó una imagen que pudiera ser la primera de un agujero negro, en la que aparece una nube con forma discal y giratoria.

Futuro Telescopio James Webb

Mientras, el sustituto del Hubble no estará en órbita hasta el 2021. Se trata del súper telescopio James Webb, que según sus constructores de 17 países será 100 veces más potente que su antecesor. La principal razón de su enorme potencia está en el tamaño de su espejo principal, de 6,5 metros frente a los 2,4 del Hubble. Compuesto por 18 piezas hexágonales que se desplegarán cuando el aparato esté en el aire. Además, este telescopio estará especializado en observaciones en infrarrojo, lo que permitirá observar objetos más lejanos y por lo tanto más jóvenes. A todo ello hay que añadir que el James Webb estará protegido por un escudo que lo resguardará de los rayos solares, y que orbitará en torno al Sol en vez de sobre la Tierra. El principal objetivo de este telescopio es observar los objetos más lejanos y jóvenes de nuestro Universo, permitiendo resolver interrogantes sobre el nacimiento de nuestro cosmos. Pero, a pesar de todo ello, el Hubble permite ver en ondas ultravioletas y de luz visible, algo que no podrá hacer el James Webb, por lo que sería una gran noticia que el veterano telescopio continúe despierto muchos años más.

You might also like More from author

Comments

Loading...