La superfruta dorada

Uchuva

0 341

A pocos les debe sonar el nombre uchuva. Sin embargo, esta fruta originaria de Perú es cada vez más consumida por sus beneficiosas propiedades terapéuticas y se ha extendido a muchas zonas del planeta. Es vista además como un alimento del futuro. Pero, las limitaciones propias de la planta impiden una producción masiva por lo que la ciencia ya está intentando modificarla para aumentar su eficiencia.

La uchuva recibe numerosos nombres dependiendo de la geografía: amor escondido en Chile, aguaymanto en Filipinas o tomate del Perú en México, habiendo 50 variedades diferentes. Se trata de un arbusto que produce frutos amarillentos o dorados con sabor entre dulce y ácido, que se consume desde hace milenios en Perú, su región originaria. Necesitada de climas fríos y húmedos, esta planta fue extendida a otros países americanos, África, Asia o Australia. Actualmente el mayor productor mundial es Colombia y cada vez se consume más en Europa y EEUU, gracias a investigaciones científicas que han descubierto sus muchas propiedades terapéuticas. Incluso existe la creencia en muchos países de que es un poderoso afrodisíaco, además de ser considerada una exquisitez y una fruta exótica.

Entre sus muchas propiedades está el hecho de ser una excelente fuente de vitamina C, teniendo en más cantidad que la naranja. Por ello, es un gran aliado del sistema inmunológico frente a infecciones y virus, evita la oxidación y contribuye a regenerar los músculos. Posee además vitamina A y B, aporta minerales básicos para nuestro organismo como el calcio o el fósforo. Ayuda en afecciones de la garganta y la boca, contribuye a mantener en buen estado a los riñones y es un gran tonificador del nervio óptico, siendo un gran aliado para nuestros ojos y contra las cataratas. La uchuva purifica la sangre, es muy recomendable frente a la diabetes o hipertensión. Y además es un diurético natural, un aliado frente a los problemas de la próstata. Es por ello que esta fruta es cada vez más consumida, un emporio de propiedades beneficiosas.

Sin embargo, las propias características de la planta hacen que su producción masiva sea difícil. Por un lado, los frutos nacen individualmente y además sus débiles ramas hacen que el fruto se caiga antes de madurar. La ciencia se fijó en esta planta para utilizarla como una de las primeras pruebas de la técnica de manipulación génica, el CRISPR. La secuencia genética de la uchuva sería alterada para introducir modificaciones que permitan superar estas dificultades para su producción masiva. Por ejemplo, se busca aumentar el tamaño de las ramas para que no se caigan los frutos, incrementar el tamaño de los propios frutos o lograr que estos nazcan en racimos y no de forma individual. De esta forma se lograría en un plazo de 20 años aumentar la producción. Pero lo cierto es que la CRISPR es un técnica aún en estudio, llena de interrogantes.

You might also like More from author

Comments

Loading...