"Detrás de cada Manifestación hay una inconmensurable Fuente"

¿Los celulares dañan nuestra salud?

Últimos descubrimientos

0 233

Esta cuestión lleva años generando polémica, sin que haya datos que confirmen que los celulares dañan nuestra salud o que no lo hagan. Lo cierto es que todos los aparatos electrónicos que nos rodean generan campos electromagnéticos que nos incluyen, por nuestra cercanía a ellos en todo momento. Diversos estudios afirman que realmente esta radiación genera algún tipo de distorsión en nuestro cuerpo, por lo que en 2014 la Organización Mundial de la Salud publicó una lista de recomendaciones.

Todos los cuerpos emiten energía, poseen campos electromagnéticos, y nuestro templo físico no es ninguna excepción. El ser humano posee su propio campo energético, mallas energéticas que contiene a cada conciencia y a al ser humano en conjunto. Además, nuestro organismo está compuesto en su mayoría por agua, un elemento muy sensible al sonido o la vibración. Todo ello, hace de nosotros seres muy expuestos a la radiación y el campo electromagnético de cualquier aparato. Y estos aparatos nos rodean en todo momento, ya sean computadoras, microondas, celulares, televisores,… creciendo en número y potencia cada año. Los celulares nos acompañan en todo momento en los bolsillos, los cargamos cuando dormimos a nuestro lado o comemos mirándolos o con ellos en la mesa.

Con 5000 millones de usuarios de teléfonos celulares y miles de antenas de cobertura repartidas por todo el globo, la preocupación ha ido en aumento. Desde el año 2000 se han hecho numerosos estudios científicos sobre los efectos nocivos de las ondas de los aparatos eléctricos, pero los resultados nunca fueron concluyentes. Entre las consecuencias posibles de estar ante estas ondas de forma prolongada podemos mencionar el cáncer, retraso en las capacidades cognitivas, trastornos del sueño, malformaciones en embarazos o alteraciones en el cerebro. En 2009 un estudio afirmaba que las personas expuestas a la radiación de los celulares respondían más lentamente ante problemas que se les proponían. En 2007 otro estudio sueco consideraba que aumentaban las posibilidades de gliomas malignos (tumores) ante la radiación de los celulares y a esta misma conclusión llegó otro estudio de Dinamarca que monitoreó a personas durante 20 años. Sin embargo, otras investigaciones afirmaron lo contrario.

Ante esta incertidumbre al respecto, ha habido algunos países donde se han interpuesto demandas contra las empresas de telefonía, como en EEUU o Francia. En 2014, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer consideró posiblemente carcinógenas las radiaciones de los celulares. Para asesorar a la población, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una serie de de recomendaciones para evitar la exposición ante los teléfonos móviles. Entre ellas, la más importante es evitar o reducir la duración de las llamadas, controlando en lo posible que el celular esté lo más lejos posible de nuestro cerebro. También no dormir con el celular cerca o mantenerlo a una distancia de 30 cm de nuestro cuerpo. Con respecto a los demás aparatos electrónicos de nuestro hogar, se hace foco en el router: la OMS recomienda apagarlo de noche y desenchufar los demás aparatos electrónicos como computadoras o televisores. Todo ello con el objetivo de proteger nuestro maravilloso pero sensible templo físico de interferencias externas.

You might also like More from author

Comments

Loading...