El poder de las algas

Propiedades y curiosidades

0 614

Las algas son considerados superalimentos por sus muchas propiedades beneficiosas para el organismo, siendo una fuente inmejorable de calcio. El consumo de algas ha ido en aumento en los últimos años, siendo conscientes del gran poder de estos vegetales marinos. Pero, las algas se usan desde hace siglos, con diferentes aplicaciones en cada época, desde materia prima de la pólvora a plato del futuro.

Hay numerosas especies de algas comestibles, siendo las más conocidas las gim, nori, el spaghetti de mar o el kobi, cada una de ellas con diferentes propiedades y sabores, siendo las de color pardo las que poseen más sustancias nutritivas y lipidos. Las algas son consumidas sobre todo en Oriente, donde son un elemento fundamental de su gastronomía. Japón las consume desde el siglo IV, llegando posteriormente a China y Corea del Sur, convirtiéndose hasta ahora en las tres naciones que más las consumen. Sin embargo, el descubrimiento de sus numerosas propiedades ha provocado un aumento de su producción y de su consumo en los países occidentales, cada vez más interesados en estos manjares. Una de las más famosas de estas especies es la variedad kobi, originaria de las costas japonesas, que cada vez se utiliza más en sopas, licuados o cremas.

Pero, ¿cuáles son las propiedades que hacen a las algas tan sanas? Son una fuente excelente de calcio, teniendo diez veces más que la leche tradicional. Poseen muchas más vitaminas y nutrientes que las plantas terrestres, siendo reservas de numerosas vitaminas, potasio, fósforo o hierro. Evitan enfermedades víricas por su gran poder antibacteriano y antiinflamatorio, siendo estudiadas también sus virtudes frente a agentes cancerígenos y antitumorales. Son una gran fuente de yodo, siendo recomendada para problemas de tiroides y fortalecer el organismo en general. Limpian el sistema digestivo, purifican la sangre, limpian el sistema linfático o controlan los niveles de azúcar. Además, son saciantes, ayudando en dietas y la alimentación, evitando excesos. Y por último, absorben toxinas y metales, contribuyendo a limpiar el organismo.

Todo ello hace que las algas sean cada vez más apreciadas y consumidas, pero además por sus características son vistas como el alimento del futuro. Frente a un consumo general cada vez más carnívoro y costoso para el medio ambiente, las algas son fáciles de producir y se obtienen casi en cualquier parte, no necesitan agua ni fertilizantes y absorben los gases contaminantes disueltos en el agua marina, lo que la convierte en un firme candidato para el consumo del futuro. Las algas también son usadas como fertilizantes, fuentes de biocombustible o incluso en la industria estética. En otras épocas fueron también fuentes de sosa y potasa, elementos utilizados para fabricar jabón o vidrio, o por ejemplo el nitrato potásico que se usaba en la pólvora de las armas de las guerras napoleónicas. Las algas son por todo esto cada vez más apreciadas y consumidas, un auténtico regalo de la Naturaleza.

You might also like More from author

Comments

Loading...