Moringa, el milagro vegetal

0 337

Las hojas de este árbol son uno de los llamados “superalimentos” por sus muchísimas propiedades beneficiosas para la salud. Se calcula que posee el doble de vitamina A que la zanahoria, siendo una fuente de otros muchos nutrientes básicos para nuestro templo físico. Pero además, este vegetal tiene múltiples usos, desde la producción de biodiésel a la purificación del agua. Las últimas investigaciones no hacen más que descubrir nuevas aplicaciones de este sencillo y sorprendente vegetal.

La moringa es un vegetal originario del norte de la India, un árbol de unos metros, pero con dos elementos muy favorables: crece muy rápido y se adapta a cualquier tipo de suelo o climatología, incluyendo los lugares muy áridos. De este árbol se aprovecha prácticamente todo: su corteza, sus flores blancas, pero sobre todo sus hojas quebradizas de un verde claro de un sabor ligeramente picante. Estas se suelen consumir cocidas, hervidas, en polvo o incluso crudas. De sus semillas se produce un aceite que puede ser usado como aceite comestible, aceite para lámparas o incluso biodiésel para producir energía. Incluso sus raíces se pueden usar para fabricar un condimento picante que se usa sobre todo para carnes. Se trata por lo tanto de un árbol sumamente útil.

Sin embargo, las investigaciones de las propiedades de la moringa se han concentrado en el elemento más consumido: sus hojas. Se trata de una fuente excelente de vitamina A: se calcula que 100 gramos de esta hoja poseen el doble de la necesidad diaria de una persona de esta vitamina. Posee también altas concentraciones de nutrientes esenciales como calcio, hierro, vitamina C o potasio. Además es una gran fuente de polifenoles y flavonoides, antioxidantes que evitan el desgaste de órganos y células, manteniéndolos sanos. Reduce el nivel de azúcar y colesterol en la sangre siendo un gran aliado para el corazón y el sistema cardiovascular en general. Es un gran antiinflamatorio ayudando en la obesidad, diabetes, enfermedades respiratorias. Aporta vitamina A y E que contribuyen a mejorar el estado de nuestro cerebro y la actividad neuronal, por ello está siendo estudiando en el tratamiento del Alzheimer.

Todo este compendio de virtudes la han convertido en un superalimento cada vez más valorado, vendiéndose a precios desorbitados. Además, su fácil cultivo y rápido crecimiento ha hecho que se extienda a otros lugares del globo, como África. Allí sus semillas secas son usadas con una función sorprendente. Poseen proteínas catiónicas que al añadirse al agua eliminan el 99% de bacterias e impurezas presentes en el agua, siendo un elemento biodegradable, al revés del sulfato de aluminio que se suele usar. Sus propiedades no se acaban aquí, ya que sus hojas también pueden ser usadas como abono o contra los hongos que atacan los árboles. Por todo ello, la moringa es un auténtico regalo de la Naturaleza que nos da alimento, salud, combustible, abono y agua limpia, un prodigio natural.

Moringa

You might also like More from author

Comments

Loading...