Urano, el planeta rebelde

Descubrimientos y misterios

0 544

Este gigante es uno de los grandes desconocidos del Sistema Solar. Urano guarda muchos enigmas y datos curiosos que nos permiten acercarnos a este mundo lejano e inhóspito. En los últimos años, diferentes investigaciones han arrojado luz sobre este planeta, llamado así en honor a la divinidad griega de los cielos y abuelo de Zeus. Recientemente, China anunció que en 2020 se lanzarán varias sondas con el objetivo de estudiar este planeta “torcido” y diferente al resto de los miembros de nuestro Sistema Solar.

Imagen de Urano

Situado con respecto al Sol a la distancia de 2900 millones de kilómetros, la luz que llega a este lejano mundo es mínima, siendo confundido por los astrónomos antiguos como una estrella más. Hubo que esperar hasta 1781, cuando fue descubierto por Sir William Herschel con ayuda de uno de los primeros telescopios. Este planeta ha sido poco investigado, siendo hasta la fecha la sonda Voyager 2 la única que se acercó a él, a unos 81500 km. El telescopio Hubble apuntó varias veces sus poderosas lentes hacia Urano, observando ciertas alteraciones en su atmósfera que pudieran ser tormentas. Urano posee características semejantes a las de otros planetas gigantes, como numerosos satélites y lunas, descubiertas 27 hasta ahora, siendo la más grande Oberón, así como un sistema de anillos muy fino. Es 4 veces más grande que la Tierra y mucho más denso que sus vecinos Neptuno o Saturno.

Sin embargo, lo que lo hace único es su extraña rotación. Mientras que el resto de los planetas se comportan como si fueran peonzas, Urano se mueve como una bola rodante puesto que su eje apunta de forma perpendicular al del resto de los planetas. Esto genera efectos curiosos. Los polos de Urano están en lo que en otros planetas es la linea ecuatorial. Esto hace que el campo magnético sea sumamente inestable y gire con el planeta, por lo que los polos cambian diariamente. A esto hay que sumar el frío gélido que atenaza a este lejano mundo, con temperaturas de -220° y un núcleo muy débil y frío. Un reciente estudio intentó explicar la causa de estas características únicas de Urano en una colisión con otro objeto de un tamaño semejante a nuestra Tierra. Esto hizo que el planeta se torciera hace 4000 millones de años y se formase una capa fina que absorbe el calor interno del núcleo y hace que las temperaturas sean tan frías.

Auroras captadas en la atmósfera de Urano por Hubble

Otro aspecto interesante es su densa atmósfera, que contiene helio, hidrógeno y metano. Este último gas explica el color azulado del planeta, ya que absorbe la luz roja del Sol y refleja el color azul. Este año la NASA hizo un interesante descubrimiento y es que esta atmósfera posee grandes concentraciones de ácido sulfhídrico, por lo tanto, Urano tiene un intenso olor a huevo podrido. Esta atmósfera es muy densa, impidiendo que sepamos que hay bajo sus nubes, pero se ha propuesto que pudiera poseer un núcleo rocoso y posiblemente océanos de agua y amoniaco. Lo que sí se sabe es que es el planeta más frío del Sistema Solar y en él los vientos alcanzan velocidades imposibles de 900 km/h, con nubes que en su parte inferior están compuestas de agua. Otro aspecto a destacar son sus numerosos satélites, todos con superficies muy erosionadas por el impacto de meteoritos o por sus orígenes violentos, muchos de ellos con profundos cañones, fallas y valles.

Sin embargo, Urano sigue siendo uno de los planetas menos conocidos de nuestro Sistema Solar y aún guarda muchos secretos. China anunció el lanzamiento de varios satélites en 2020, cuya función será investigar este planeta, así como la misión Smile que realizará de forma conjunta la potencia asiática con varios países europeos. Se espera que con los datos que aporten estas misiones sepamos un poco más de este mundo helado y lejano, uno de los misterios de este inmenso y fascinante Universo.

You might also like More from author

Comments

Loading...