Eucalipto, el don de la salud

Sus propiedades

0 444

Este árbol ha sido usado durante milenios por los muchos beneficios de sus hojas y frutos, siendo muy valorado como remedio para enfermedades respiratorias. Pero tiene otras muchas aplicaciones para la salud. El eucalipto es una especie originaria de Australia, existiendo muchas subespecies (unas 700) que varían en tamaños, habiendo incluso arbustos de esta misma familia arbórea. Alcanzan los 60 metros de altura, crecen rápido y se adaptan muy bien a diversos climas, exceptuando los lugares muy fríos ya que no toleran las heladas. Por todo ello, ha sido muy usado para replantar y para explotaciones madereras o papeleras. Uno de sus efectos negativos es que empobrecen el suelo que los rodea.

Hojas, flores y resina de este árbol ya eran usados por los aborígenes australianos antes de la llegada de los conquistadores. Sus hojas poseen un aceite muy beneficioso que contiene sobre todo cineol, flavonoides y otros componentes, que la hacen tóxica a no ser que sea diluida. Las hojas pueden ser consumidas en infusiones, con agua caliente en vahos o incluso haciendo gárgaras. Sus beneficios son tan extensos y numerosos que aquí nos limitaremos a los más importantes. El eucalipto es muy recomendable para enfermedades respiratorias de cualquier tipo: resfriados, gripes, tos, bronquitis, siendo un excelente expectorante que limpia las vías respiratorias, balsámico y antibacteriano.

El aceite de eucalipto también es un gran aliado para la piel, ya que favorece la cicatrización y limpia las impurezas y manchas. Es antiparasitaria, frenando infecciones y bacterias, ayuda a los problemas urinarios como la cistitis. Las hojas también se pueden usar para rebajar los niveles de azúcar, con prescripción médica. Es también analgésico y relajante, contribuyendo a calmar los músculos cansados y para personas con artrosis o reuma. Otro de sus muchos beneficios proviene de su característico y agradable olor que aleja a los insectos y es muy usado como ambientador para las casas, purificando el aire. Por todo ello, el eucalipto es un gran remedio para el cuerpo, siendo un potente sustentador de la parte más esencial de la vida, como es el acto de respirar.

You might also like More from author

Comments

Loading...