Mensajeros del Universo

Ryugu

0 384

Otra nave, en este caso japonesa, ha logrado posarse en un meteorito de pequeño tamaño con el objetivo primordial de obtener muestras y conseguir datos sobre estos bólidos que recorren el Universo. Emisarios de otros lugares y transporte de agua o incluso vida, estos misteriosos objetos sólidos son la nueva obsesión de la astrofísica, ya que nos pueden aportar mucha información sobre la dinámica del Universo o de nuestro propio Sistema Solar.

Asteroide Ryugu

La sonda japonesa Hayabusa 2 ha logrado en estos días posarse en un pequeño asteroide que recibe el nombre de 162173 pero que se lo conoce como Ryugu. Este meteorito de menos de un kilómetro de longitud fue descubierto en 1999 y forma parte de un grupo llamado Apollo, algunos de los cuales han impactado contra nuestra Tierra. La misión comenzó hace 4 años con el lanzamiento de la sonda, que realizó un largo viaje que la llevó a pasar 3 veces junto al Sol y que recién retornará a nuestro planeta en 2020, si todo sigue según lo planeado. Uno de los objetivos principales es el estudiar este meteorito y evaluar su posibilidad de que se estrella contra la Tierra, así como también estudiar su composición y obtener muestras de su superficie. Su interior está repleto de metales como níquel o hierro, por lo que muchos ya observan la posibilidad incluso de explotarlos.

La escasa gravedad y el reducido tamaño del meteorito convirtieron a la misión en una complejísima aventura. La nave tuvo que posarse con un embudo y muy lentamente, pues cualquier golpe la mandaría de vuelta al espacio. Mediante detonaciones en la superficie se espera obtener muestras. Las fotografías han mostrado un asteroide con formas perfectas, semejante a una piedra tallada, lo que ha sorprendido a los científicos por su regularidad. Este meteorito nos vuelve a mostrar los secretos del infinito Universo y de los millones de asteroides que lo atraviesan, mensajeros de piedra que recorren el cosmos llevando información de un lado a otro, generando cambios y movimientos. Transportando agua o incluso vida, estos objetos generan nuevas realidades allá donde impacten.

You might also like More from author

Comments

Loading...