Solsticio de invierno en Argentina

La noche más larga en Tierra del Fuego

0 567

Hoy tiene lugar en el hemisferio sur el solsticio de invierno, fecha que es ritualizada desde épocas inmemoriales, cuando los seres humanos comenzaron a crear calendarios y observar los ciclos solares. Desde Universo y Realidad hacemos un recorrido por estas tradiciones ancestrales y recordamos el poderoso influjo del Astro Rey no solo en estas fechas sino durante todos los días del año.

El 21 de junio es el día más breve del año y en el que la noche es más larga. Sin embargo, es también el que marca el final del acortamiento de las horas diurnas. En Buenos Aires el solsticio ocurrirá exactamente a las  07:07 am. En Tierra de Fuego es una festividad importante que se celebra en la ciudad más austral del mundo, Ushuaia. Allí el Sol se ocultará ya a las 17 horas, marcando el inicio del ciclo invernal más intenso para Tierra del Fuego, en el que la gente debe adaptarse al día a día en la nieve. Mientras, más al Sur, en la gélida Antártida, la noche dura todo un día, pues el Sol nunca llega a traspasar el horizonte.

Puerta del Sol, Tiahuanaco

El solsticio, palabra latina que significa “Sol quieto”, ya era celebrado en épocas muy antiguas, como metáfora de los eternos ciclos que marcaban la realidad de entonces: la dualidad entre vida y muerte. La contraposición entre la quietud y reflexión del invierno frente al activo y vivificador verano, era marcada por los solsticios. Es entonces cuando las comunidades se reunían en espacios religiosos y hacían ofrendas o rituales específicos. Por ejemplo, es el caso de los aymaras que se reúnen en Tiahuanaco, concretamente en el Templo de Kalasasaya para celebrar el retorno del Sol. O la famosa festividad mapuche que también marca el año nuevo durante el solsticio, en el cual las familias velan toda la noche hasta saludar el retorno del Sol. Y así hay múltiples ejemplos todo a lo largo del Hemisferio Sur, desde los maoríes neozelandeses hasta los incas del Perú que intentaban atar metafóricamente el Sol a una columna para que no se escapase.

El solsticio nos llama a estar más presentes con nuestro sistema planetario, el Sol, fuente de toda luz y energía, inspirador de vida y renacimiento constante. Es por ello, una celebración de iluminación, resaltando su poderoso influjo, símbolo de las divinidades. Pero también una oportunidad para sintonizar y resonar con el eterno proceso de la Naturaleza y el cosmos; el infinito devenir y la constante transformación. No debemos aferrarnos a las cosas, a aquello que nos rodea, porque todo está en constante cambio, como nos demuestran los ciclos solares y las estaciones. El solsticio, “el Sol Invictus” no es una fecha para continuar en la dualidad sino para abrazar los cambios como un elemento más de la vida, una oportunidad para nuevos caminos y nuevas metas.

 

You might also like More from author

Comments

Loading...