Diamantes en el Universo

Espejos universales

0 538

Las gemas y cristales han fascinado a la Humanidad desde sus orígenes, siendo usadas con fines ceremoniales, religiosos o de prestigio. La realidad es que son mucho más que eso, poderosas herramientas y transmisores de información del Universo y de nuestro planeta. Sin embargo, tendemos a pensar que estos se encuentran sólo en la Tierra, cuando obviamente están presentes en el cosmos o incluso en nuestras neuronas, en las dendritas compuestas de sílice o cuarzo. Es el caso de los diamantes, con su especial brillo y sutilidad presente en sus facetas luminosas.

El Universo es recorrido por incontables ondas y vibraciones en cada momento, la mayoría de origen desconocido para nosotros. Hace unos 20 años fueron detectadas por primera vez ondas de microondas (radiación) muy tenues, procedentes de nuestra propia Vía Láctea y de sus mismas estrellas. Recibieron el nombre de “emisiones anómalas de microondas”. El porqué de estas ondas ha sido una pregunta sin respuesta durante dos décadas hasta que un equipo liderado por la física Jane Greaves de Gales encontró la solución. Teniendo en cuenta que las ondas de microondas se originan sólo por unas pocas causas, se fueron descartando una a una hasta concluir que eran producidas por diamantes minúsculos, más pequeños que un grano de arena, nanodiamantes. Estos cristales, producidos por las combustiones a altas temperaturas de las nubes de gas que rodean las estrellas, emiten radiación, es decir, las ondas que desconcertaban a los científicos.

La presencia de diamantes también se da en meteoritos. En 2008 un asteroide de unos 4 metros se desintegró sobre el norte de Sudán, en África nororiental. Posteriormente, se recogieron en la zona 50 piezas de este meteorito, en las cuales se hallaron diamantes de pequeño tamaño al ser analizadas a través del microscopio. Diversos estudios apuntaron a que estos cristales, cuyo origen solo puede darse en planetas de un tamaño como el nuestro, procedían de un antiguo mundo, un protoplaneta que se fundió con otros hace millones de años para conformar los planetas actuales del Sistema Solar. En este proceso de conformación de la Tierra, Venus y los demás, la materia expulsada se convirtió en asteroides que desde entonces recorren nuestro sistema planetario, encontrando su fin al entrar en la atmósfera. Los diamantes, originados por estos procesos complejos del Universo, funcionan como espejos, recibiendo y reflejando la vibración y la información de las estrellas en el planeta, de la misma forma que lugares como la Antártida y su manto blanco.

You might also like More from author

Comments

Loading...