Casas del saber

Bibliotecas del mundo

0 182

La historia de las bibliotecas públicas es tan dilatada como interesante, atada siempre a la evolución de los libros y sus formatos. Con su origen en la Antigüedad, las casas de libros tuvieron muchos cambios a lo largo de los siglos, a merced de los avatares del mundo. Sin embargo, en las bibliotecas siempre ha estado guardada la sabiduría del mundo. En el siglo XXI, parece que entramos en una nueva época en la que los dispositivos tecnológicos y el Internet han convertido a las bibliotecas más en lugares de estudio que de consulta.

Biblioteca de Strahov, República Checa

En las civilizaciones más antiguas, las bibliotecas no existían como tal, sino como archivos de los palacios reales o espacios para educar a los escribas. Es el caso de Mesopotamia o Egipto. Posteriormente, en la etapa clásica se erigen las grandes bibliotecas, cuyos dos faros fueron la de Alejandría, con un impresionante acervo de 500 mil obras, y la de Pérgamo, ciudad donde se creó el pergamino. Ambas, sin embargo, sucumbieron ante el paso de los años. Fue en Roma donde se creó la primera biblioteca pública, abierta por el intelectual y escritor Cayo Asinio Polión. Tras la caída del Imperio Romano y la llegada de la Edad Media, las bibliotecas y los libros quedaron monopolizados por la Iglesia, produciéndose una etapa de retroceso cultural, mientras en el mundo árabe se crearon grandes bibliotecas vinculadas a las escuelas coránicas, como la de Bagdad.

El cambio fundamental se produjo con la invención de la imprenta por parte de Gutemberg en el siglo XVI, que revolucionó el mundo de los libros. La creación de obras que antes era ardua, costosa y artesanal, reservada solo a las abadías y monasterios, se agilizó y se abrió un nuevo panorama cultural. Es entonces cuando se construyen las grandes bibliotecas públicas, muchas veces vinculadas a las casas nobiliarias o reales, con bellas arquitecturas y muy decoradas. Se crean entonces algunas de las más hermosas del mundo. Es el caso de la Biblioteca de Strahov en Praga, de 1678, dotada de un pupitre giratorio y globos terráqueos. La de la Abadía de Admont en Austria (en portada) con una impresionante decoración y estatuas de madera. O la joya del Escorial, en España, creada en 1585, con techos decorados con impresionantes pinturas y la primera en usar el sistema mural. No podemos olvidarnos de la Biblioteca del Congreso de EEUU, en Washington, que es la más grande del mundo. Las bibliotecas, ademas de guardar el saber, también son hermosos lugares de exaltación del arte.

Biblioteca San Lorenzo de El Escorial, España

You might also like More from author

Comments

Loading...