El secreto de alargar la vida

Nuevos descubrimientos

0 452

¿Pueden tener las células el secreto para alargar la vida? Esa pregunta es la que intentan responder los científicos con el estudio de uno de sus procesos, la autofagia, que permite a la célula eliminar elementos nocivos. Los últimos avances y experimentos aportan datos interesantes y nos muestran cómo el cuerpo y sus células tienen capacidad para destruir lo que no les sirve.

La autofagia significa “comerse a uno mismo” en griego. Consiste en un proceso mediante el cual las células se liberan de ciertas sustancias propias, una especie de autorreciclaje. Estas sustancias son encerradas en membranas y los vesículos resultantes son enviados al lisosoma, un orgánulo que actúa como papelera de reciclaje. Este proceso permite a la célula dos cosas. Por un lado, obtener rápidamente proteínas y energía de los elementos desechados, un proceso que se activa en momentos de escasez o estrés celular. Y por otro, elimina virus y sustancias nocivas que amenacen a la célula, actuando como un depurador y permitiendo que esta sobreviva mejor. Esta última es la que más atención genera entre los científicos, ya que permite regenerar las células y eliminar enfermedades.

Este proceso ha tenido un largo trayecto de investigaciones en las ultimas décadas. El lisosoma fue descubierto ya en 1972, pero este proceso fue estudiado en profundidad por el científico japonés Yoshinori Ohsumi, quien recibió el premio Nobel de Medicina en 2016. Ohsumi había realizado sus investigaciones en levaduras de panadería y a partir de sus descubrimientos se pudo avanzar. El último paso lo ha dado este año un equipo liderado por el español Álvaro Fernández y la francesa Salwa Sebti, que ha logrado alargar la vida de roedores. Introduciendo mutaciones que incrementan y extienden la autofagia en las células (beclina 1), se logró reducir el porcentaje de tumores o enfermedades, extendiendo un 10% la vida de los ratones.

Este último descubrimiento ha generado alabanzas por parte de la comunidad científica, así como llamadas a la precaución ya que faltan muchas investigaciones para poder llevarlo a cabo en humanos. Desconocemos si genera efectos secundarios, por ello aun se necesitará de mucho tiempo y experimentaciones para poder llevarlo a cabo. Este mismo proceso de autofagia puede ser dinamizado sin necesidad de mutaciones: según los propios científicos, con ejercicio y proteínas. Sea como sea, nuevamente descubrimos que el poder para la curación no se encuentra fuera sino dentro de nosotros mismos y de nuestro cuerpo, una máquina increíble cuyas células son capaces de regenerarse de forma autónoma y eliminar aquello que la daña. ¿Somos nosotros capaces de hacer lo mismo que ellas y desechar aquello que no nos sirve o nos afecta negativamente? El secreto para alargar la vida está dentro de nosotros y en el proceso continuo de reconocernos en cada instante.

You might also like More from author

Comments

Loading...