Los bosques de jade

Reserva natural

0 226

Al sudoeste de Nueva Zelanda se encuentra una región llamada Te Wahipounamu, que en maorí significa “Tierra de Jade”. Es una zona caracterizada por sus frondosos bosques, sus 4 parques nacionales y por alojar grandes símbolos de la fauna neozelandesa, como el kiwi. Esta región remota aún mantiene el encanto de los bosques antes de la llegada de los humanos y por ello es de tal belleza que en el año 1990 fue convertida en Patrimonio de la Humanidad.

Alpes Neozelandeses

Los bosques de jade se sitúan en los pies de las montañas, los llamados Alpes Neozelandeses, que atraen gran cantidad de lluvias, gracias a sus altos picos nevados, conocidos como los Cuatro Rugientes. De ellos descienden los frescos y rápidos ríos de agua cristalina que vierten sus aguas en el Mar de Tasmania. Esta región también famosa por su sismicidad, es donde los maoríes obtenían la preciada roca pounamu, que usaban para tallar todo tipo de figuras o herramientas y que según la tradición, utilizaban para enterrar a sus difuntos. Al sur se encuentra la región montañosa de Fiordland, cubierta del hielo de más de 3000 glaciares.

Los bosques que abundan son grandes florestas tropicales en los que abundan especies autóctonas y otras más conocidas. Los helechos, coníferas neozelandesas, hayas rojas, palmeras,… todas cubiertas de un intenso manto de líquenes y musgos debidos a la intensa humedad y las altas precipitaciones. En ellos habitan el kiwi y el weka, dos especies endémicas de aves no voladoras. Uno de los grandes atractivos es el Heaphy Track, un sendero para caminantes que recorre estas tierras vírgenes y que es muy famoso en el país, siendo transitada por muchos aventureros. Los bosques de jade son otro bello rincón de nuestro planeta azul, pero que también es verde.

You might also like More from author

Comments

Loading...