Obsidiana, el espejo del alma

Vidrio ígneo

0 1.352

La obsidiana destaca por muchas cosas: su dureza, sus bordes afilados pero también por su belleza. El ser humano la ha utilizado durante milenios como piedra sagrada, joya, herramienta o incluso medicina, generando una historia tan dilatada como interesante. Su origen en las entrañas ardientes de nuestra Tierra le ha dado características muy especiales que la han hecho destacar siempre frente al resto de minerales o piedras preciosas.

La obsidiana es un vidrio ígneo, que se produce por el rápido enfriamiento de lava volcánica rica en óxido de silicio. Se la suele encontrar en los márgenes de los ríos de lava. No es un mineral, ya que tiene una estructura molecular y química desordenada, siendo considerada un mineraloide, una especia de híbrido. Tiene una gran variedad de colores, que depende de su formación, desde el verde oscuro, el rojizo o incluso blanco, pudiendo estar veteado, siendo el más común el negro profundo semejante al color azabache. Llama la atención el hecho de que cambia de color de acuerdo a la manera de cortarse: por ejemplo, un corte perpendicular la hace pasar del negro al gris. Puede ser transparente o translúcido, de acuerdo a su grosor.

El hecho de ser encontrada de forma natural en los volcanes, la convirtió en un material utilizado desde hace milenios por el ser humano. Su belleza como cristal la convirtió en un elemento de joyería, usado en colgantes, orejeras o incluso para fabricar los ojos de las estatuas de las deidades que se adoraban en la Antigüedad. Un uso muy común fue el de utilizar la obsidiana para fabricar espejos, algo muy común en el Mediterráneo o en Mesoamérica. Pero, sin duda, su gran dureza y su extraordinario filo, la convirtieron en una herramienta y arma fundamental para las culturas que aún no habían descubierto los metales. Con ella se hacían cuchillos, puñales, puntas de flecha, herramientas agrícolas,… Su filo perfectamente afilado (algo que se ha comprobado con los microscopios más avanzados) hace que genere cortes con menor daño orgánico, superando a los bisturíes de acero actuales, por lo que se está estudiando la posibilidad de utilizar este material para fabricarlos.

La obsidiana tuvo una importancia primordial en las culturas precolombinas, ya que era considerado sagrada, vinculada por los mayas al dios Xibalba y su mágico espejo de obsidiana. Con ella se fabricaban las mortales espadas aztecas, hechas de madera y con obsidianas incrustadas, la macahuitl. Se le atribuían poderes mágicos, como puertas dimensionales y comunicación con el mundo de los difuntos, y medicinales. Eran usadas para tratar problemas de hígado y riñones, y con ella se fabricaban una especie de pomada con cristales pulverizados que neutralizaba los problemas en los ojos. Se decía que alejaba los malos espíritus. Otro elemento curioso es el sonido que generan los fragmentos de obsidiana cuando se golpean entre sí, que para los mesoamericanos era sinónimo de tempestades futuras y símbolo del mundo de los muertos. Su cualidad como espejo, la convirtió en metáfora del reflejo interior de cada persona, de los miedos más internos que han de salir a flote. Sabemos que la dualidad pertenece solo a la segunda y tercera dimensión y que todo son experiencias. Sea como sea, la bella obsidiana negra es famosa por su peculiar belleza y por sus cualidades físicas o espirituales, una piedra de otro mundo.

Espejos de obsidiana

You might also like More from author

Comments

Loading...