Objetivo: temblores marcianos

Sonda InSight

0 426

Hace milenios, Marte pudo haber sido muy semejante a nuestro planeta, con una densa atmósfera, agua líquida y mares. Sin embargo, su superficie luce desierta y desolada, sin rastros visibles de vida. Los científicos creen que el planeta se enfrió internamente, perdiendo su atmósfera y que incluso pudiera estar perdiendo tamaño. ¿Qué le ocurrió a Marte? Una forma de obtener respuestas y de entender lo que ocurre internamente, bajo la superficie, es a través de la última nave que lanzó la NASA la semana pasada, con la participación de varias agencias europeas.

Sonda InSight

Llamada Mars InSight (acrónimo de Exploración Interior con Investigaciones Sísmicas) el robot fue lanzado desde la basa Vanderberg de California, el pasado sábado. Unido a un cohete Atlas V, la sonda va acompañada por dos minisatélites que se encargaran de rebotar hacia la Tierra las señales enviadas por InSight cuando esté en la superficie marciana. Deberá recorrer unos 480 millones de kilómetros hasta que llegue al planeta rojo y se pose en su región ecuatorial, una amplia planicie llamada Elysium Planitia con  numerosos volcanes extintos. Esta sonda entonces desarrollará una intensa actividad de recopilación de datos que durará 2 años y se espera que pueda aportar información destacada, sobre la sismicidad, el núcleo, los suelos de Marte o incluso sobre su propio origen y formación.

No es el primer intento de conseguir estos datos sísmicos. Ya en la década de los años 70 se lanzaron las sondas Vikings, sin embargo no lograron su objetivo, siendo infructuosos también los intentos de la URSS cuyas naves directamente ni siquiera lograron dejar la Tierra y acabaron estrellándose. Ahora, esta sonda de 6 metros y 700 kg que costó 800 millones euros, intentará conseguirlo. Una vez que se pose sobre las arenas marcianas, activará sus sensores para detectar cualquier tipo de terremoto o movimiento sísmico. Un brazo robótico insertará un instrumento que penetrará en la superficie 5 metros para detectar el calor interno del planeta y generará impulsos cálidos para estudiar cómo fluye el calor en el suelo. Mediciones de gravedad e imágenes tridimensionales permitirán determinar el espesor de la corteza marciana. Otros objetivos son los volcanes cercanos. De esta forma se espera resolver viejos interrogantes del planeta rojo, nuestro vecino misterioso, abriendo las puertas a las misiones tripuladas de 2020.

Cráteres en la superficie marciana

You might also like More from author

Comments

Loading...