La Bóveda del Fin del Mundo

En Noruega

0 232

En abril de este año, la llamada Bóveda del Fin del Mundo cumplió su décimo aniversario. Construida en las gélidas montañas del archipiélago de Svalbard, el complejo del Banco Mundial de Semillas es un almacén subterráneo que atesora especies vegetales de todo el mundo, capaz de soportar todo tipo de desgracias naturales. Financiado por el gobierno noruego, está cerrado a los visitantes, pero en su interior trabajan botánicos, genetistas y especialistas en semillas de nuestros valiosos vegetales.

Longyearbyen, capital de las islas Svalbard

Las islas de Svalbard se encuentran en el océano Ártico, rozando el circulo polar, con temperaturas mínimas y feroces vientos que convierten a este lugar en uno de los más inhóspitos del planeta. Allí, en medio de un macizo rocoso se decidió construir un depósito de semillas que atesore las especies de todo el globo, en previsión de un futuro en el que haya dificultades para cultivar o amenaza de extinciones masivas. Se eligió este lugar por la mínima actividad sísmica, su lejanía de la actividad humana y también por el reinante frío de esa zona que hace que el suelo este congelado y las semillas se mantengan a bajas temperaturas en caso de falla eléctrica. Sea como sea, este complejo está construido para soportar cualquier contingencia: desde explosiones nucleares, terremotos, actividad volcánica o crecida del nivel del mar.El calentamiento global afectó en los últimos años a las instalaciones, generando algunas filtraciones de agua por el derretimiento de la capa helada del suelo, lo que ha obligado a reforzar los muros.

En 2008 se construyó e inauguró este edificio, cuya función es guardar una copia de seguridad de cada especie, un Arca de Noé de vegetales. Contiene actualmente más de un millón semillas de más de 4000 especies diferentes de cualquier bioma del planeta, almacenadas en bóvedas y cámaras a -18°C. El objetivo es guardarlas para utilizarlas en caso de emergencia o desastres, como es la actual guerra de Siria, que ha reclamado semillas al organismo debido a la destrucción ocasionada por el conflicto armado que afectó al depósito de semillas de ese país, el ICARDA. Actualmente, 73 instituciones en todo el mundo continúan recolectando y enviando semillas a Svalbard. Estas inhóspitas y lejanas islas guardan en sus entrañas el futuro de la Humanidad, la ironía de la vida en medio del frío mortal.

Interior del complejo del Banco Mundial de Semillas

You might also like More from author

Comments

Loading...