El primer hotel espacial

Sorprendente anuncio

0 495

La semana pasada se anunció el proyecto para construir el primer hotel espacial, que estaría listo en 2022, con capacidad para unos pocos afortunados que podrán gravitar en torno a la Tierra. El proyecto llamado Aurora será el más caro de la Historia y se une a la lista de otros proyectos privados que quieren lanzar una estación espacial que funcione como hotel. Una muestra más del creciente desembarco de empresas privadas en el ámbito espacial.

Frank Bunger, presidente de la empresa privada Orion Span, creada en 2017 y sin experiencia en materia espacial, anunció este proyecto futurista. Supone la construcción de una estación espacial, su lanzamiento y posterior gravitación en torno al planeta a unos 320 km de altura. Todavía se desconocen los detalles, pero el futuro hotel constará de un sólo módulo con una capacidad de unos 150 metros cúbicos que servirán para alojar a 4 huéspedes durante 12 días. Los precios que los interesados deberán desembolsar para semejante aventura, como es de esperarse, son astronómicos: de más de 9 millones de dólares por persona y ya se están empezando a recibir reservas.

La empresa se encuentra en proceso de obtener financiación para poder construir este módulo que funcionará como hotel. Se trata de un proyecto muy caro, que demandará millones de dólares cuya procedencia se desconoce por ahora. A pesar de ello, desde la empresa apuntan a utilizar tecnología de impresión 3D lo que les permitirá construir ellos mismos el módulo de la forma más económica posible. Además, al no permitir la salida de los huéspedes para que se aventuren fuera de la estación (paseos espaciales) el módulo se ahorrará muchos componentes. Otro escollo importante es el diseño de esta infraestructura, algo que nunca se ha hecho hasta ahora y que también demandará mucho tiempo y muchas pruebas. Es por ello, que más que un proyecto, este anuncio se considera un intento de atraer atención y financiación.

Esta aventura de una empresa privada demuestra la creciente importancia de estas empresas en la carrera espacial, que han roto el monopolio de las agencias como la NASA o la ESA. Desde el desarrollo de satélites y sondas, hasta prototipos de naves, estas empresas tienen cada vez más poder e injerencia en los proyectos espaciales y genera una mayor necesidad de regular a nivel mundial estas actividades con una legislación homogénea y clara. Lo cierto, es que Aurora no es el primer anuncio de este tipo. Ya en 2008 se proyectó construir otro hotel, el Galactic Suite que iba a estar listo en 2012, sin hasta ahora se lograse nada. Proyectos como estos, aún necesitarán de muchos años para volverse una realidad, pero no nos impiden imaginarnos un futuro de aventuras espaciales en el que los astronautas no sean los únicos que puedan ver la Tierra por las ventanas.

You might also like More from author

Comments

Loading...