The Truman Show

Con un fuerte mensaje

0 190

Año: 1998

Dirección: Peter Weir

Reparto: Jim Carrey, Ed Harris, Laura Linney, Noah Emmerich

Guión: Adrew Niccol

Música: Philip Glass, Burkhart Von Dallwitz

Hoy proponemos un drama con tintes de humor que hace una poderosa crítica a los excesos de la telerrealidad y de los medios de comunicación. Este filme está protagonizado por Jim Carrey, el famoso humorista, pero en este caso nos sorprende con una interpretación dramática a la que le aporta su característico tono irónico. Encarna a Truman Burbank, un hombre simple y algo ingenuo que vive una vida sencilla en un tipico country americano, casado y con un trabajo normal. Sin embargo, su realidad cambia cuando se da cuenta de que su vida no es más que show televisivo que lo graba desde que era niño, retenido en un inmenso plató y aislado del mundo real. Carrey está acompañado de actores como el siempre efectivo Ed Harris, que encarna al cruel director del espectáculo, o Laura Linney, en el papel de una ama de casa resentida.

Con diálogos sencillos y un desarrollo interesante, la película adolece de cierta superficialidad y falta de profundidad, teniendo en cuenta el muy interesante planteamiento que hace. El escenario, un hermoso barrio residencial americano, acaba volviéndose asfixiante a pesar de su estética, como una metáfora de una prisión dorada. Carrey por momentos recae en su estridente humor, mientras que sus compañeros adquieren ese tinte de personajes de un reality que no hace más que extrañar al protagonista. Un punto más a favor es su bella banda sonora, muy emotiva y con pinceladas dramáticas que realzan el argumento, realizada en parte por Philip Glass.

Aunque la película no profundiza en ellos, aporta muchos temas interesantes, genera preguntas y nos hace replantearnos nuestra realidad. La figura de Truman nos recuerda a la de cualquier persona, llena de autoengaños, limitaciones y sueños frustrados, una figura más de cartón piedra que recupera su humanidad en el momento en el que se rebela contra sus limites y mira más allá de su cotidianeidad. Se critica el excesivo poder de unos medios de comunicación todopoderosos, que plantean una realidad envasada a una sociedad miope que vive sólo a través de las emociones que ve en las pantallas.

Se menciona un punto importante, el de los miedos, el arma más poderosa con la cual se puede controlar a cualquier persona y mente. El hecho de que Truman no pueda salir de la isla en la que vive, por el miedo al mar generado por el ahogamiento de su padre, es una metáfora brillante y demoledora del control que ejercen nuestros miedos pasados a nuestra realidad actual. Y de la utilización que hacen otros de estos miedos, miedos que son muy fáciles de crear y manipular. Se reivindica la dignidad, la libertad, el deseo inextinguible de vivir, el hecho de que las personas crecen y se desarrollan cuando ponen en duda lo que los rodea. Truman es una metáfora de nuestra sociedad, rodeada de miedos y limitaciones, que en algún momento descubrirá su propia dignidad y se liberará de sus cadenas. La película nos conduce a un interrogante fundamental ¿vivimos la vida que queremos o la que nos han impuesto?

You might also like More from author

Comments

Loading...