Objetivo salvar el Ganges

Una iniciativa exitosa

0 243

Una ONG está logrando que millones de indios y diversos gobiernos provinciales unan sus fuerzas contra la contaminación y la desecación de los grandes ríos del gigante asiático. La iniciativa Rally for Rivers está consiguiendo lo que parecía imposible, conseguir que tantas personas se conciencien y hagan un esfuerzo conjunto para salvar el agua de sus ríos. Esto supone además grandes cambios en la mentalidad tradicional del campesinado y los habitantes de las megalópolis indias.

Los cursos de agua de la India se encuentran en estado muy grave. El mítico Ganges, el Krishna o el Narmada, a pesar de tener su nacimiento en el imponente Himalaya y sus nieves eternas y contar con las potentes lluvias monzónicas , tienen cada vez más problemas, atenazados por la contaminación, el desperdicio de millones de toneladas de agua o la desecación. Esta situación preocupa cada vez más a las autoridades, que lanzaron diversos programas que fracasaron por las luchas políticas, el desconocimiento o la burocracia. Sin embargo, esta situación comienza a cambiar gracias a la iniciativa Rally for Rivers, que arrancó en septiembre de 2017 y ha logrado que 162 millones de personas se pongan manos a la obra para revertir la grave situación. Liderada por Sadhguru Jaggi Vasudev, el proyecto ha recibido múltiples premios en India e internacionales y fue invitada a una cumbre medioambiental de la ONU.

¿En qué se basa esta iniciativa? Se trata de un planteamiento muy amplio que abarca distintos aspectos que se conjugan para revitalizar los ríos. Por un lado, es importante acercar a la población información que se centre en los beneficios para ella si participa en la tarea general, abandonando planteamientos abstractos. Por otro, llevar a cabo de forma masiva y extensiva las medidas de recuperación de los ríos. Así, es muy importante rescatar la vegetación en los márgenes de los cursos de agua, creando una barrera para las inundaciones de al menos 1 km de ancho que absorba y retenga la humedad para alimentar afluentes y cultivos. Así, se han plantado más de 30 millones de arboles a lo largo de 16 estados indios. También se impulsan medidas para la plantación de árboles que luego puedan ser usados económicamente por los campesinos y frenar la rampante deforestación.

Otras iniciativas apuntan a cambiar la cultura de los agricultores, que tradicionalmente han cultivado en sus terrenos arroz o caña de azúcar que generan más dinero pero que demandan mucha agua. Por ello, se impulsan otros cultivos como las frutas, que se producen cada vez menos en los campos indios y que requieren menos agua; un uso más inteligente del agua o la creación de cooperativas para acabar con los minifundios que no dejan casi beneficios. Otro punto importante es el derroche de millones de litros de agua usada en ciudades como Bombay, proponiendo su reutilización para regar grandes extensiones de cultivos. La iniciativa ha tenido una enorme repercusión y supone uno de los movimientos ambientales más importantes del mundo. El primer ministro indio ya concedió a este proyecto el mayor premio de ese país, el Padma Vibhushan.

El Ganges a su paso por Rishikesh

You might also like More from author

Comments

Loading...