¿Quién descubrió Nueva Zelanda?

Nuevas hipótesis

0 411

Una revolución historiográfica se está produciendo en Nueva Zelanda. La posibilidad de que fueran los españoles y no los holandeses los que descubrieron las islas lleva generando debates hace muchos años pero ahora con la publicación de un libro con nuevas investigaciones impulsa esta posibilidad que hasta ahora era considerada marginal.

El debate por quien llegó primero a Nueva Zelanda no es nuevo. Tradicionalmente se ha considerado que el pionero en arribar a las costas neozelandesas fue un marinero holandés, Abel Tasman, en 1642. Dieron el nombre a las islas en honor a su territorio de Zeelandia. Se considera que en aquellos años también pudieron llegar exploradores portugueses y españoles. El gran problema es que los habitantes autóctonos, los maoríes, defendieron fieramente sus territorios y acabaron con cualquiera que se atreviese a poner un pie en las islas. Hubo que esperar más de 100 años, cuando en 1769 el capitán Cook exploró las costas de Nueva Zelanda y logró regresar a Europa, dando la noticia del descubrimiento y abriendo la puerta a la paulatina llegada de los colonizadores.

Sin embargo, la teoría de que fueron los españoles los que descubrieron este rincón del Pacífico gana cada vez más adeptos y está teniendo un peso significativo en la historiografia de las islas. El libro del investigador neozelandés Winston Cowie en el que afirma que fueron los españoles los primeros en llegar ya está siendo distribuido en colegios y universidades, generando no pocas tensiones entre los historiadores. Nueva Zelanda, un puzzle histórico: Tras la pista de los conquistadores españoles se basa en estudios realizados por este autor, que se desplazó a España y a la comunidad de Galicia para descifrar algunos datos interesantes. Por lo pronto, ha tenido mucha repercusión y ha generado un amplio debate interno en las islas, siendo introducido en la bibliografía de la Enciclopedia Nacional de Nueva Zelanda.

¿Cuáles son los indicios que apuntan a la llegada de los ibéricos a las islas? Son muchos y variados. Por un lado, el metrosidero, un árbol autóctono que también se encuentra en A Coruña, ciudad de Galicia y que pudo haber sido introducido por españoles, o el peruperu, un tubérculo procedente de América. También restos materiales como los pecios portugueses hundidos frente a las costas neozelandesas, un casco militar español o el hallazgo de un cráneo de mujer europea. Diversos análisis de ADN tomados de los aborígenes maoríes también arrojan semejanzas a las de los españoles, planteando la posibilidad de que hubiera vínculos en expediciones de los siglos XVI o XVII. Sea como sea, todavía son solo indicios que permiten plantear hipótesis, pero que suponen una pequeña revolución para la historiografía de este lejano país.

You might also like More from author

Comments

Loading...