"Detrás de cada Manifestación hay una inconmensurable Fuente"

El enigma de las esferas de Costa Rica

Un misterio de la Historia

0 2.265

Al sur de este país centroamericano se encuentran unas sorprendentes 500 esferas. Su función o incluso a quien se debe la autoría siguen siendo un completo misterio, uno de los enigmas de la Historia. Diversas teorías han surgido para intentar explicarlas, incluida la acción de seres del espacio. Actualmente, son un símbolo de Costa Rica y son protegidas como elementos de la historia precolombina de esta pequeña nación.

Poco antes de su desembocadura, el río Dirquis conforma una llanura aluvial en la que se sitúan estas curiosas esferas de piedra. Están dispersas por una región de 300 km en torno al río, la cercana península de Osa y la isla del Caño. Los investigadores todavía se preguntan como pudieron ser llevadas hasta la isla, desconocemos la técnica de tallado y su datación, pero sabemos que fueron colocadas entre el 300 antes de Cristo y el 300 después de Cristo. Sus tamaños varían, desde unos pocos centímetros hasta mas de 2 metros de diámetro y están hechas en piedras de gran dureza como la caliza, el gabro volcánico o la granodiorita, semejante al granito. Pueden tener un peso de 16 toneladas y destacan por su acabado de gran precisión y fineza, algunas están decoradas con petroglifos y relieves.

Estos monolitos esféricos fueron descubiertos en 1939, cuando las compañías fruteras de EEUU instalaban sus plantaciones. Pensando que podían contener oro, varias fueron dinamitadas. Consideradas un misterio por los estadounidenses, el Gobierno costarricense se preocupó de protegerlas. La primera persona en estudiarlas fue la arqueóloga Doris Zemurray Stone en 1943, quien hizo los primeros análisis pero sin lograr datarlas. Consideró que antiguamente estaban acompañadas de grandes estatuas actualmente desaparecidas, funcionando como calendarios astronómicos.

Su función sigue siendo un misterio. Mojones para señalar el terreno, símbolos del poder de los caciques,… Se ha propuesto también que fueran parte del culto religioso al dios Tlachque que usaba piedras en su cerbatana para alejar a los invasores o entidades negativas. Lo cierto es que aún es un misterio la técnica para producir estas grandes esferas, ya que no hay cerca canteras, así como su transporte. Lo que llama la atención es que estas piedras nos hablan de un tipo de culto del que hay pocos precedentes, el culto a lo esférico, frente al tradicional a figuras antro o zoomorfas. Sobre quienes lo hicieron, hay que tener en cuenta que la cuenca del Dirquis es una zona de yacimientos de oro por ello es posible que allí hubiera una cultura amerindia próspera dedicada al tráfico de oro y con tecnologías sofisticadas. Se han encontrado restos de cerámicas, asentamientos y calzadas en las cercanías.

Los conquistadores también nos dan una pista, pues cuando en 1516 llegó Hernán Ponce no habló de esferas, pero se sorprendió de la abundancia de oro de los lugareños. Estos monolitos son un importante símbolo de Costa Rica, representados en el arte y la artesanía de la zona. La fascinación por ellas, llevó a que varias fueran llevadas al extranjero como a EEUU, algo que actualmente esta totalmente prohibido. En 2014 fueron convertidas en Patrimonio de la Humanidad, consolidando su importancia histórica y cultural.

You might also like More from author

Comments

Loading...