El maestro del piano

Vanguardista y rebelde, Claude Debussy

0 385

Este año se cumplen 100 años del fallecimiento de uno de los grandes de la música contemporánea, el francés Claude Debussy (1862-1918). Reinterpretó el lenguaje musical, abriendo las puertas de una nueva época y consolidó las vanguardias en el campo musical, rompiendo con los cánones anteriores, herederos del wagnerismo. Autor de cientos de composiciones, la más conocida es “Claro de Luna”, auténtico monumento a la música y al piano y BSO de muchas películas.

Nacido en un hogar sencillo, era el mayor de cinco hermanos y como tal, sobre él descansaban todas las aspiraciones familiares. Su padre, dedicado a la porcelana, quería que fuera marino, sin embargo, su padrino Achille Arosa lo introdujo en el mundo de la música y tomó clases con madame De Fleurville. Su talento lo llevó al Conservatorio de París y obtuvo el Premio de Roma, el más prestigioso de entonces, consiguiendo una beca en la Villa Médici de la capital italiana. Pero, su carácter no conciliaba con la rectitud que se imponía allí, por lo que decidió abandonarla y volver a Francia. Por aquel entonces, sus obras aún no lo habían consagrado.

Pero su vida dio un giro cuando empezó a trabajar dando clases a una millonaria rusa Nadezhda von Meck, quien lo relacionó con el vibrante mundo de los conservatorios y teatros de la Rusia zarista, con figuras como Stravinski, o Bartók. Viajó por Europa hasta Moscú y su prestigioso Teatro Bolshoi, mientras que en París se relacionó con literatos, intelectuales y los simbolistas de la época, que propugnaban por romper con los cánones clásicos de la música y una reinterpretación completa de toda ella. Debussy introdujo elementos revolucionarios, añadiendo mucho colorismo a sus notas, utilizó la escala tonal completa y dio cierto aire de misterio y ensoñación a sus composiciones. Un ejemplo de esto fue “Preludio a la siesta de un fauno”, que le dio cierto reconocimiento.

Rechazaba ser encasillado como impresionista, como otros vanguardistas de la época. Con su música quiso crear una realidad diferente, alternativa, emotiva y con aires del mundo natural. Posteriormente, introdujo elementos de otras culturas como Oriente y el mundo árabe. En 1902, la opera “Peleas y Melisandro” compuesta por él, le concedió un tardío reconocimiento y gran popularidad entre las élites. A partir de entonces, se centró en su gran aliado, el piano, como las series “Imágenes” de 1905 y 1907 denotando una maestría legendaria con este instrumento tan sutil. Finalmente, en 1918 falleció de una afección pulmonar, dejando tras de si un legado de primer orden y bellísimas composiciones que cambiaron la historia de la música para siempre.

You might also like More from author

Comments

Loading...