"Detrás de cada Manifestación hay una inconmensurable Fuente"

Entre la divina proporción y el número áureo

Luca Pacioli

0 675

El año pasado se cumplieron 500 años de la muerte de este matemático renacentista que ha sido uno de los más populares por su relación intensa con el pensamiento de una época revolucionaria. Su influencia superó al calculo, y llegó al arte, la geografía o la literatura. Sin duda, un intelectual renacentista de primer orden que aportó su semilla al humanismo y la razón.

Ilustraciones de Leonardo Da Vinci en La Divina Proporción

Nacido en 1445 en Sansepolcro, plena Toscana, Luca Pacioli pronto empezó a estudiar calculo y geometría como ayudante de negocios. En aquella época, el saber de los números estaba reservado para comerciantes y mercaderes, mientras que las disciplinas humanísticas se restringían a las Universidades. Tras pasar por Venecia, se trasladó a Roma entrando en los círculos papales, donde estudió teología y se convirtió en fraile de la orden franciscana. Su mente brillante lo hizo destacar entre la intelectualidad de la época y en 1489 publicó su monumental obra “Suma de Aritmética, Geometrías, proporciones y proporcionalidad”, un compendio sobre el saber de estas disciplinas en la época, desde la introducción de los números arábigos por los musulmanes en Europa. Escrito en italiano, fue algo revolucionario para una época en la que la intelectualidad se expresaba en latín.

Su preeminencia lo llevó a la corte milanesa de Ludovico el Moro, colocándolo en la cresta de la ola del pensamiento renacentista que empezaba a discutir al oscurantismo medieval. Se relacionó con los grandes de la época como Rafael, Bramante o Durero. Con el genio Leonardo Da Vinci mantuvo una cercana relación, siendo ilustrador de la otra gran obra de Pacioli, “La divina proporción”. En ella, se aporta un carácter más místico, recuperando el concepto del numero áureo de los griegos, un numero mágico cuya proporción se repite constantemente en geometría o incluso en la Naturaleza, así como las bases de Pitágoras. Su influencia en medidas, espacio y geometría en el arte de la época fue muy importante, con el apoyo de las bellas ilustraciones de Da Vinci.

Fue además, el primer matemático retratado en un cuadro, cuyo autor desconocemos, en el cual se lo representa como un maestro itinerante, con la vestimenta franciscana y rodeado de libros. Este cuadro posee varios toques misteriosos. Pacioli aparece junto a un personaje desconocido que algunos consideran que era el duque de Montefeltro, uno de sus muchos mecenas. A su lado aparecen extrañas formas geométricas, como el rombicuboctaedro ejecutado en cristal, formado por 26 caras (18 cuadrados y 8 triángulos equiláteros) que simboliza la pureza y la intemporalidad de las matemáticas. Pacioli fue además un gran jugador de ajedrez, sobre el cual hizo un tratado. Falleció en Roma, en 1517, dejando un monumental legado de saber y conocimientos.

You might also like More from author

Comments

Loading...