La verdad en el Internet

Entre robots y fake news

0 340

Cada vez esta más en boca de todos el complejo tema de la “información falsa” que se vierte en Internet. Un estudio realizado por un equipo del prestigioso MIT de EEUU, llegó a la conclusión de que las llamadas también “fake news” se difunden más rápido y a mayor cantidad de gente que las verdaderas. El estudio, publicado en la revista Science ha generado amplias reacciones y son un llamado de atención sobre lo que ocurre en las redes.

Las últimas elecciones en EEUU fueron un hervidero de denuncias cruzadas por la intervención rusa en las redes y el constante bombardeo de las “fake news“. En España se ha creado un departamento encargado de vigilar las redes después de la lucha que se desató en Internet por la independencia catalana. Estos son sólo dos ejemplos de la preocupación en los gobiernos que genera la lucha ideológica a través de Internet , en un mundo cada vez más digitalizado y en el que cualquiera puede escribir sus opiniones o pensamientos en las redes sociales. Facebook o Twitter tienen un poder enorme para que las personas puedan hacer saber y expandir sus formas de pensar o sus opiniones, pero también para generar “noticias falsas”.

El Diccionario Oxford incluyó en 2016 la palabra post-truth o posverdad, debido a la popularidad de este nuevo término y que designa a una “mentira asumida como verdad y reforzada como creencia o hecho compartido en la sociedad”. El estudio realizado por el MIT con el apoyo de Twitter, ha demostrado un hecho psicológico a nivel mundial, y es que las noticias falsas se difunden a mucha mayor velocidad y número de gente que las verdaderas. ¿Por que ocurre esto? Porque estas apelan al sentimiento, las emociones y generan un impacto personal que las hace más atractivas. Por ejemplo, este tipo de noticias son compartidas un 70% más que las demás. Y dentro de las noticias falsas, las referidas a la política tienen más éxito que las vinculadas al terrorismo, medio ambiente o sociedad.

Otra conclusión del estudio fue que los que originan estos bulos por Internet tienen cuentas mínimas y con pocos seguidores. Por ello, las noticias virales son consecuencia de la actividad de otros internautas que replican la noticia, generando un efecto en cadena. Esto apunta también a un creciente problema en Internet, la multiplicación de los llamados bots, cuentas falsas automatizadas creadas con el único fin de expandir algo. Este estudio demuestra que estos robots no tienen una influencia tan importante como se creía, pero llama la atención a las redes sociales para que estén atentas y las controlen, sin limitar a los demás usuarios.

El Internet no ha generado este problema de las noticias falsas, tan antiguo como la Humanidad, sino que las ha colocado bajo otro foco. Los bulos han existido desde que el hombre aprendió a hablar y posteriormente a escribir, en pasquines y folletines para extender ideas y opiniones. Es por ello, responsabilidad de cada uno filtrar con la razón o con el alma, apelar al sentido común que no es más que el desarrollo de la intuición humana y a nuestro conocimiento frente a todo aquello que aparece en las redes o páginas digitales. Es el momento de apoyarnos en nuestras certezas interiores, que sirven como radar. El poder para interpretar y diferenciar lo falso de lo verdadero está en todos y cada uno de nosotros, por ello debemos utilizarlo y no dejarnos engañar por la vacuidad de lo digital.

You might also like More from author

Comments

Loading...