Feminismo atemporal

La figura de Olympe de Gouges

0 542

Olympe de Gouges fue una de las precursoras del feminismo, una de las primeras en alzar la voz para que las mujeres fueran consideradas iguales a los hombres en derechos. Hoy, 8 de Marzo, Día de la Mujer, Universo y Realidad quiere homenajear a esta mujer visionaria que abrió un camino hacia una igualdad completa entre géneros, camino que todavía estamos transitando y cuyo objetivo aún no hemos alcanzado plenamente.

En la segunda mitad del siglo XVIII, el llamado Siglo de las Luces, la mujer aún era considerada inferior al hombre, imposibilitada de tomar decisiones, ser independiente o de tener propiedades. Sin embargo, poco a poco empiezan a surgir las primeras voces que rechazan esta desigualdad, impuesta desde la costumbre, la religión y las familias. Mujeres pudientes, aventureras, escritoras o intelectuales comienzan a refutar este orden patriarcal. Es el caso de la británica Mary Wollstonecraft, quien pudo trabajar de forma independiente como gobernanta en una casa y se educó. Ello le permitió escribir, refutando a grandes intelectuales de la época y defendiendo el papel de la mujer en la sociedad hacia 1790. Ella consideraba que la mujer era poco inteligente no por su naturaleza sino porque se les negaba la educación.

Otro caso fue la brillante y revolucionaria Olympe de Gouges, quien fue casada a los 18 años, teniendo una vida matrimonial muy decepcionante hasta la muerte de su esposo pocos años después. Decidida a ser independiente y no volver a contraer matrimonio, permaneció en su viudez lo que le permitió cierta autonomía y se dedicó a cultivar su mente y educarse. Escribió folletines y creó una compañía de teatro itinerante en los que sacaron a la luz temas incómodos, como la situación de los esclavos, lo que le granjeó muchos enemigos en una época en la que el comercio de personas era una fuente de riqueza para muchos potentados. Pronto comienza a reclamar la igualdad de la mujer y la legalización del divorcio pero sus reclamaciones fueron acalladas.

La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos

Olympe de Gouges

Retrato de Olympe de Gouges

En 1789 la Revolución Francesa estalla, haciendo caer la monarquía de Versalles y las mujeres salen a las calles a protestar junto a los hombres, convirtiéndose en un agente fundamental de las agitaciones sociales y las reclamaciones. La caída de la censura permitió que las reclamaciones de Gouges salieran a la luz y sus folletines se extendieron, a lo que se sumó la creación de varias Sociedades de mujeres. En medio del torbellino de Constituciones y nuevas leyes republicanas, Gouges presentó la Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana, un documento revolucionario y visionario. En ella se defendía la igualdad de la mujer al hombre, su derecho a las propiedades, la resistencia a la opresión o la libertad. Sin embargo, sus reclamaciones no tuvieron ningún efecto.

El fervor revolucionario se llevó por delante la vida de esta pensadora que fue guillotinada en 1793. Pero su legado fue enorme y permitió sentar las bases de las reclamaciones del siglo XIX, cuando la lucha de la mujer comienza a dar sus frutos con la legalización del divorcio en algunos países y posteriormente el derecho a la emancipación y del voto. Una lucha que continúa hoy en día y que lleva a la celebración de este Día de la Mujer, una jornada en la que reivindicamos al sexo femenino y su igualdad al hombre, para después comenzar a vincularnos entre seres sin importar el género.

You might also like More from author

Comments

Loading...