El origen de Andrómeda

Fusiones de galaxias

0 250

Una campaña de observación y diversos estudios han llegado a la conclusión de que la Galaxia de Andrómeda se formó por la fusión entre dos galaxias hace miles de años. Fue allá por el lejano año 961 de nuestra era cuando el astrónomo persa Azophi tomó nota de un cúmulo de estrellas en esta constelación, descubriéndola de hecho. Muchos años después, en en el siglo XVII fue observada telescópicamente por primera vez por el alemán Simon Marius. Recibe el nombre de una princesa griega, que iba a ser ofrendada a un monstruo marino enviado por el cruel dios Poseidón, pero es liberada por el héroe Perseo y su caballo alado Pegaso.

Galaxia de Andrómeda

Andrómeda es una galaxia vecina, se encuentra a 2,5 millones de años luz y junto a la del Triangulo, son las más cercanas a nuestra Vía Láctea. Puede ser vista claramente desde cualquier cielo nocturno y ha sido observada profusamente desde telescopios o incluso desde el Hubble, que fotografió en 1991 su curioso centro, que en un principio se pensó que se componía de dos núcleos muy cercanos, para luego llegar a la conclusión de que era un núcleo con forma de barra. Es una galaxia muy brillante, con formaciones en anillo y en espiral, con estrellas más jóvenes y de menor tamaño que la Vía Láctea. Andrómeda y nuestra galaxia se acercan y se calcula que en unos 5.600 millones de años ambas colisionarán, fusionándose en una sola.

Durante mucho tiempo se creyó que ambas galaxias eran gemelas, sin embargo, entre 2006 y 2014 una campaña de observación de astrónomos norteamericanos descubrió datos importantes. Las estrellas de nuestra galaxia, como el Sol, poseen un patrón de rotación simple, pero en el caso de Andrómeda, las estrellas de más de 2.000 años de antigüedad seguían un patrón de rotación aleatorio. Esto desconcertó a los investigadores que para explicarlo postularon que el origen de estas rotaciones estaba en que Andrómeda había sufrido una colisión, hecho que ha sido fundamentado en nuevos estudios publicados en el Monthly Notices of the Royal Astronomical Society

Este estudio aporta más luces sobre el origen de nuestra vecina galáctica. Hace unos 3000-1800 millones de años, dos galaxias vecinas se fusionaron y dieron origen a Andrómeda como la conocemos, cuando la Tierra ya existía. El estudio también afirma que ambas eran diferentes, una más grande que la otra, siendo la mayor 4 veces más masiva que la otra. Esta fusión generó oleadas de material que entraron en nuestra galaxia y posiblemente en nuestro Sistema Solar. Una vez más este deslumbrante Universo nos demuestra que la estabilidad es una ilusión y que todo está en constante cambio, incluso aquello que consideramos más cercano y fiable.

 

You might also like More from author

Comments

Loading...