El secreto solar de los egipcios

Construcciones alineadas

0 914

Se acaba de proponer una teoría para explicar uno de los mayores misterios de los antiguos egipcios, la perfección en la alineación de sus grandes edificios. Si hay algo por lo que destacaron los habitantes del Nilo fue por su capacidad constructiva, que aun sorprende a ingenieros y arquitectos modernos. Inmensas pirámides, templos, suntuosos palacios, todos fueron construidos respetando medidas y alineados con los puntos cardinales o los astros que veneraban.

Ejemplo de un gnomon

Ahora, el investigador Glen Dash considera haber descubierto la forma por la cual los egipcios calculaban las medidas con tanta precisión, en una época sin calculadoras ni álgebra. Utilizaban una simple vara, llamada gnomon, que clavaban en el suelo y les permitía calcular posiciones observando el desplazamiento del Sol durante los equinoccios. Es en este momento del año en el que el Sol se alinea casi a la perfección con el ecuador, y observando la sombra de la vara a lo largo del día se calcula el desplazamiento completo del astro solar para luego trazar una recta perpendicular que daba la idea de los puntos cardinales. Es a partir de esas medidas que los edificios eran orientados con escrupulosa meticulosidad.

Dash ha propuesto su teoría en la publicación especializada The Journal of Ancient Egyptian Architecture, pero lo cierto que sigue siendo una teoría. No hay ningún indicio material que nos indique que los egipcios antiguos realmente usaron este ingenio para calcular sus magnificas construcciones. Este método ya había sido propuesto anteriormente pero es la primera vez que es probado directamente para comprobar su veracidad con los puntos cardinales, como hizo Dash en septiembre de 2016. Pero, lo cierto es que los egipcios eran muy rigurosos con estos aspectos, como nos demuestra la descomunal Gran Pirámide de Gizeh, alineada con los puntos cardinales de forma casi perfecta, o también otras, como la Pirámide Roja o la de Kefrén.

Los egipcios estudiaron sus cielos durante los cientos de años que duró su cultura, elaborando mapas celestes y calendarios. Como cualquier civilización de la Antigüedad, creían que el estudio de las estrellas era una forma de desentrañar el pasado o el futuro, los hechos fastos y nefastos que se avecinaban o que fueron. Es por ello que sus sacerdotes eran expertos en temas astrológicos, pero también en medidas y distancias. Todos los años el Nilo se desbordaba, cubriendo de su rico limo negro las orillas, borrando limites y mojones entre las heredades. Cada año había que reconstruir las parcelas de cultivo, lo que los llevó a ser expertos en el tema. Junto a ello, debieron desarrollar sistemas arquitectónicos de gran magnitud para responder a las necesidades de faraones que ordenaban inmensos templos, complejos funerarios, tumbas, descomunales pirámides o palacios. ¿Llegaremos algún día a desentrañar toda su técnica y precisión milenaria?

You might also like More from author

Comments

Loading...