El Amor

Una búsqueda incansable

0 842

Cada sentimiento golpea al ser humano en silencio, al igual que el viajero del mar sucumbe en el escollo que habita en sus aguas. A veces el individuo cree que el sentimiento es lo que les hace humanos y en verdad es lo que les paraliza, es el gran muro que no deja ver la divinidad de cada cual.

El sentimiento es un disfraz que gusta y que atrae, porque cada uno de sus trajes representa una amplia diversidad de realidades y en cada una de ellas, se erigen como bestias inmundas los verdaderos monstruos de la sociedad: el miedo a confundirse, el deseo de un gran amor, la duda existencial, la angustia de hechos incomprensibles y un largo etcétera, un sinfín de disfraces que maquillan ese gran halo de luz llamada Conciencia cósmica.

Cada ser humano transita su vida en busca de respuestas, que están en uno; de calma que está en su interior; de luz que habita en todo lo que existe; de amor que es la frecuencia sustentadora de todo lo que ves y lo que presientes. El humano busca incansablemente cuando en verdad su gran viaje es el de encontrar o, mejor dicho, el de encontrarse.

El buscador tiene la necesidad de Ser, mientras que el que encuentra Es. Pero como todo lo que existe en este universo, el ejercicio es muy sencillo, solo has de focalizar en una vibración diferente y en vez de salir a buscar, ir al reencuentro. Y cuando sucede este simple pero gran cambio, el sentimiento desaparece para dar paso a una frecuencia mucho mayor, llamada Amor.

Cuando se siente, el humano queda anclado en la mayor droga que existe y es el enganche a todo lo que pueda proporcionar sensaciones, como son los vínculos, el conflicto, la promiscuidad. Pero cuando se ama, todo fluye. Porque el sentimiento es posesión, es obsesión y en cambio, el amor, es acompañar, observar, sustentar.

La decisión está en tus manos, pero siempre es bueno analizarse internamente, sin auto-engaños para así determinar cuál es el grado de adicción; porque recuerda que siempre amanece de nuevo y que cada día tienes la oportunidad de transformar la probabilidad de tu vida hacia una vibración mayor. Tu eres tu mejor guía.

“Porque sin buscarte, te ando encontrando por todas partes, principalmente cuando cierro los ojos.”

Julio Cortázar

You might also like More from author

Comments

Loading...