Pionera del feminismo literario

Virginia Woolf

0 198

Virginia Woolf ha sido una de las figuras femeninas más influyentes en la literatura del siglo XX, una escritora libre y feminista en el ambiente de la Inglaterra victoriana. El pasado jueves se cumplieron 136 años de su nacimiento y desde Universo y Realidad queremos recordar y reivindicar a esta mujer pensadora y vanguardista en su escritura y su forma de pensar, en una época en la que la mujer tenía vedado el acceso a la intelectualidad.

Virginia Stephen nació el 25 de enero de 1882 en Londres, en el seno de una familia acomodada y liberal, con padres dedicados al negocio editorial y otros 3 hermanos. En su casa había reuniones de literatos y escritores, por lo que no es de extrañar que Virginia, de una especial sensibilidad, pronto se interesase por la pluma. La familia acudía cada verano a las playas de Cornualles, a una casa donde la joven vivió sus recuerdos más felices, cercana al faro de Godrevy (imagen de portada) y que más tarde la inspiró a escribir su obra “El faro”. Sin embargo, diversos hechos generaron estragos en la joven mujer, como los recurrentes abusos que sufrió por parte de sus hermanastros así como la muerte de su madre, su padre y una de sus hermanastras. Todo aquello le generó un fuerte desorden psicológico, con recurrentes depresiones y cambios de humor, que la llevaron a estar ingresada por largos periodos.

A pesar de ello, la escritora nunca descuidó su actividad literaria, escribiendo sus obras, ensayos, artículos para diarios o dando esporádicas clases de literatura. Tras la muerte de sus padres, Virginia y sus hermanos se trasladaron a una casa en Bloomsbury donde se celebraron famosas reuniones de personalidades y eruditos (conocidos precisamente como Generación de Bloomsbury). Escritores como Forster o economistas como Keynes se daban cita en la casa, y entre ellos Virginia conoció a su esposo Leonard Woolf, un intelectual de origen humilde con quien mantuvo un matrimonio signado por un intenso compañerismo a pesar de las dificultades. La escritora mantuvo cierta ambigüedad sexual y tuvo una apasionada relación con la escritora Vita Sackville-West durante cierto tiempo.

No hay necesidad de apresurarse, no hay necesidad de brillar. No es necesario ser más que uno mismo.

Virginia Woolf

En cuanto a su escritura, Virginia fue una pionera alejada de las estructuras tradicionales de la narrativa, original y modernista. En sus obras la subjetividad tiene un papel fundamental, las sensaciones y los pensamientos sustituyen a la trama, con intensos y profundos monólogos. Los personajes son analizados minuciosamente y se nos muestra toda su complejidad interna. En ellos, la escritora muestra sus preocupaciones, sus pensamientos y también su feminismo, con su famosa frase “una mujer debe tener dinero y una habitación propia si va a escribir ficción”. A pesar de haber escrito varias obras antes, alcanzó notoriedad entre 1925 y 1927 con sus dos obras más importantes. Son “La señora Dalloway” y “El faro” donde demuestra su gran calidad literaria, su originalidad y su nuevo estilo, con imágenes líricas y una profunda subjetividad. Con “Las olas” y la singular biografía “Orlando” obtuvo apoyo de la élite literaria.

Hacia 1940 Virginia Woolf entró en una de sus peores crisis, afectada por la situación de guerra imperante, unido a la destrucción de su casa. La depresión y la desesperación aparecen reflejadas en su última obra “Entreactos”, la más lírica y descarnada de todas. En 1941, se llenó los bolsillos de piedra y se suicidó metiéndose en el rio Ouse. Sus obras fueron redescubiertas en los años 70, bajo el nuevo del foco del revisionismo feminista en la literatura. Su estilo libre y modernista, su subjetividad y sensibilidad, nos siguen fascinando a pesar de los años transcurridos. Una figura de primer orden de la literatura universal.

You might also like More from author

Comments

Loading...