Los agujeros negros no son como pensábamos

Nuevos descubrimientos

0 1.541

Los científicos han tenido que corregir nuevamente sus teorías. Según un descubrimiento realizado recientemente, los agujeros negros no son siempre extrañas anomalías en el Universo que devoran todo lo que hay alrededor, sino que también pueden estar inactivos, algo que era totalmente desconocido hasta ahora. Otra vez, el Universo nos demuestra lo lejos que estamos de conocer todos sus secretos.

Pero, ¿qué son los agujeros negros? Son estrellas que han colapsado y que se considera que han “muerto”. Realmente, desconocemos como son en realidad ya que no podemos verlos porque no emiten ninguna luz. Los agujeros negros fueron propuestos por el físico Albert Einstein en el siglo pasado como una conclusión lógica de sus postulados, aunque ya otros habían defendido su existencia antes. Einstein consideraba que el espacio tiempo eran dos elementos iguales, que conforman nuestra realidad, y ambos pueden ser alterados por cuerpos muy grandes. Es el caso de planetas o estrellas, cuya masa es tan grande que distorsionan el espacio tiempo, de igual forma que una pelota hunde una colchoneta. En el caso de los agujeros negros, su masa es tan elevada que absorbe todo lo que haya alrededor, incluida la luz y hasta el tiempo.

Lo importante de este descubrimiento está en el hecho de haber detectado por primera vez un agujero negro inactivo que no devora lo que hay alrededor. ¿Cómo fue detectado? Los astrónomos estaban desconcertados por el descubrimiento de una estrella que continuamente oscilaba de una forma extraña, de forma constante y con una velocidad de cientos de miles de kilómetros. Los telescopios más avanzados apuntaron sus lentes a esta estrella intentando detectar el origen de estos movimientos, sin ningún éxito. Finalmente, desde la ESO (Observatorio Europeo Austral) llegaron a la conclusión de que se trataba de un agujero negro imposible de ver por los telescopios lo que hacía oscilar al astro. Pero, este agujero negro era único, ya que no devoraba la estrella ni el sistema en el que se encontraba.

Para explicar este descubrimiento inédito, los científicos creen que antes de convertirse en lo que es hoy, antes era una estrella que al morir colapsó sobre si misma sin dejar salir emitir siquiera luz. Ello explica que sea un agujero negro inactivo que puede convivir con una estrella, algo que posiblemente es más común de lo que se cree y que permitirá reformular nuestra comprensión del Universo. Otro elemento importante de este hallazgo es el hecho de que sea el primer agujero negro descubierto a partir de la influencia en su entorno y no a partir de mediciones de rayos X. Nuevamente el Universo nos demuestra que no es caos, sino que posiblemente haya más orden del que pensamos.

You might also like More from author

Comments

Loading...