Aceite de vida

El aceite de oliva es un alimento que aporta enormes beneficios por sus múltiples propiedades.

0 586

El aceite de oliva es una parte indisoluble de la cultura mediterránea y su dieta, considerada Patrimonio de la UNESCO. Todos los pueblos que viven en las orillas del Mare Nostrum la usan desde tiempos inmemoriales por sus efectos beneficiosos. Los egipcios la empleaban para proteger y calmar las afecciones de la piel. Los griegos, se decantaron por sus propiedades alimenticias, fabricando salsas, usándolo como condimento y como protector solar en las competiciones atléticas. También lo mezclaban con especias, hierbas y flores para crear ungüentos aromáticos, el antepasado de los perfumes actuales. Los gladiadores romanos se untaban de este aceite, para ser más difíciles de atrapar.

Diversos estudios han demostrado lo beneficioso que resulta el aceite de oliva para el organismo. Estamos hablando, claro, del aceite de oliva virgen extra, la de mejor calidad. Una de sus grandes ventajas es que posee antioxidantes (fenoles, vitamina E) y ácidos grasos monoinsaturados. Esto lo convierte en un excelente agente de prevención de accidentes cardiovasculares y cerebrales (los reduce en un 30%) y mejora las capacidades cognitivas de las personas mayores, reduciendo las posibilidades de tener alzheimer. También ayuda a los huesos, dándoles mayor resistencia.

Es un gran aliviador del aparato digestivo y entre otras cosas, ayuda a reducir la diabetes, favorece el tránsito intestinal, reduce la acidez y sobre todo, no posee colesterol, una gran ventaja en los aceites. Ya los antiguos, la usaban para calmar los dolores estomacales. Por todo ello, nutricionistas y médicos recomiendan incluir el aceite de oliva virgen en la dieta familiar, frente a otros aceites como el de girasol, de colza o de palma.

Olivares de La Rioja. Argentina

La industria estética la usa cada vez más por sus numerosas propiedades y por la mala fama medioambiental que tiene el aceite de palma. Retrasa el envejecimiento, gracias a los carotenos que contiene y sirve para limpiar, proteger y dar brillo al cabello y las uñas. Aplicada sobre la piel, imitando a los egipcios, ayuda a prevenir su envejecimiento, la protege del sol, la hidrata y limpia de agentes externos. También, gracias a que posee numerosos antioxidantes naturales, sirve como conservante alimentario, siendo usado para los quesos o en el atún en conserva.

El aceite de oliva se extrae de las aceitunas de los olivos, obteniéndose en las prensas y almazaras, como una tradición que nos viene desde la Antigüedad. Las aceitunas tienen un sabor fuerte y amargo, por los fenoles que contiene, lo que permitió que fueran usadas para producir aceite más que para consumo. En climas secos y con baja humedad, este árbol de hojas verde grises y crecimiento lento, logra prosperar. Es legendaria la longevidad y resistencia de este árbol de añeja corteza.

Olivo en Agrigento, Italia

El mayor productor mundial es España, sobre todo en la provincia andaluza de Jaén, seguida por Italia y Grecia. Pero, fuera del Mediterráneo, el mayor productor es Argentina, que posee una variedad propia: el arauco. El lugar donde mejor se ha adaptado el olivo en estas regiones australes es la provincia de Mendoza, donde se concentra la mayor parte de los olivos, pero también hay industria olivícola en Catamarca, La Rioja y San Juan. Argentina tiene el 5% de la producción mundial.

El olivo y su elixir verde han tenido siempre un fuerte carácter benéfico, considerado un regalo de los dioses. La diosa Atenea, patrona de la sabiduría y las artes, custodiaba también las almazaras y los centenarios olivos de las colinas griegas. La rama de olivo es el símbolo por antonomasia de la paz y la victoria. La caída de un rayo sobre un olivo era considerado un presagio de guerra. El aceite, también ha tenido un fuerte componente religioso y también político: al iniciar su reinado, los reyes eran ungidos, es decir, mojados por el aceite, símbolo de poder.

You might also like More from author

Comments

Loading...