Raíces poderosas

La cúrcuma y el jengibre

0 675

La cúrcuma se consume en India e Indonesia desde épocas remotas. Procede de la raíz anaranjada de esta planta, semejante a tubérculos, que crece en zonas cálidas y lluviosas. Su intenso color hizo que inicialmente se usara como colorante de la lana y como maquillaje, para luego ser introducido en la alimentación como condimento. Pero, la cúrcuma ha sobrepasado fronteras y es cada vez más conocida por sus múltiples virtudes para la salud, siendo incluida en la categoría de superalimento.

Esta raíz es un excelente aliado del hígado, ya que posee curcumina y otras propiedades que protegen a este órgano. Favorece el drenaje hepático y ayuda a eliminar las piedras en la vesícula biliar. Es un potente anticancerígeno, muy recomendable también para personas que ya tienen esta enfermedad. La cúrcuma también supone un buen remedio para los problemas estomacales, ayuda a la digestión y previene las úlceras en el estómago. Ayuda mucho en los problemas cardiovasculares, contribuye a reducir el colesterol y es un buen antiinflamatorio. Todas estas propiedades la convierten en un alimento muy recomendable.

¿Cómo se la puede comer? En India es uno de los principales ingredientes del curry, es la que le otorga el característico color, por lo tanto, se usa mucho como colorante en arroz, carne y otros platos. Se puede hacer una infusión de cúrcuma, mezclándola con agua caliente y miel, para endulzar. En Japón se la consume junto al té. También, se prepara en salsas, sopas, pasta o pescado. Tiene un sabor penetrante y fuerte, por lo que se recomienda usarlo en bajas cantidades.

Conocedores de sus propiedades, en Oriente es usada en medicina tradicional desde hace siglos. Muchas culturas la han vinculado al Sol por su intenso color, por ejemplo, los hindúes la relacionaban con el plexo solar. En India, las mujeres casadas debían aplicarse cúrcuma en la cara para recibir a la diosa Lakshmi al atardecer o se aplicaba en la frente a los recién nacidos para atraer la buena suerte. También, las tradicionales túnicas de los monjes budistas se teñían con este colorante para darle su tonalidad anaranjada. En el siglo XIII el explorador Marco Polo se maravilló de las propiedades de esta planta y poco a poco su uso en Europa se fue extendiendo.

El jengibre es un elemento fundamental para la medicina tradicional china y también se usaba mucho en el Imperio Romano. Tiene diversas propiedades beneficiosas que la convierten en otro alimento muy positivo. Posee gran cantidad de nutrientes, rica en hidratos de carbono y grasas. Es un aliado muy beneficioso para el estómago y el sistema digestivo, ya que es un potente antibacteriano, aliviador de los dolores estomacales y afecciones intestinales. Es un remedio infalible contra las náuseas, sobre todo para las embarazadas. Evita gripes y resfriados, previene problemas cardiovasculares y dinamiza el flujo sanguíneo contribuyendo a reducir trombos o coágulos. Aporta vitaminas y aminoácidos y es un excelente antiinflamatorio.

Es un producto muy versátil, lo que permite ser consumido de muchas formas. En China se conserva en vinagre como aperitivo, se usa como picante o se consumen las tiernas rizomas de la planta directamente. En Japón, está el gari, jengibre encurtido que se come dulce junto al sushi, y en India se lo suele incluir en el curry. En la cocina occidental se usa sobre todo en pastelería, en las tradicionales galletas de jengibre, panes, tortas o caramelos. Pero, la forma mas corriente es tomarla como infusión. El jengibre tiene un sabor picante y fuerte, por lo que su consumo no siempre es del agrado de todos.

La historia del jengibre es extensa. Desde sus lugares originales en India y China, comienza a llegar a Oriente Próximo y Europa ya en la época grecorromana. En el norte de Europa, tuvieron mucho éxito los jengibres confitados que producían los árabes, dando origen posteriormente a las famosas galletas. En la Edad Media en Inglaterra, se producían panes, muy apreciados por la monarquía. Siempre ha sido muy estimado como aromatizador y potenciador del sabor, aunque su uso también es sobre todo medicinal. Pero, en épocas anteriores era muy caro, por lo que en Europa su uso estaba restringido a las clases pudientes.

You might also like More from author

Comments

Loading...