Cantos de las Pirámides

Música de la Antigüedad

0 621

Los estudiosos han llegado a la conclusión de que la música es tan antigua como la Humanidad misma, un elemento fundamental de su comportamiento y estructura social. Sin embargo, ¿cómo era la música que escuchaban o bailaban en el antiguo Egipto o en Grecia? Diversos estudios han permitido cierto acercamiento, realizando muestras de lo que podría haber sido aquella música antigua, hoy desaparecida. Es el caso del trabajo realizado por el musicólogo español Rafael Pérez Arroyo, una aproximación a lo que pudieron ser las melodías egipcias.

Ya en la Prehistoria las pequeñas comunidades humanas desarrollaban una música arcaica, imitando inicialmente los ecos de los animales y poco a poco logrando una estructura propia. Un estudio realizado en Gales en 2009 consideraba que ya los neandertales podrían haber hecho música muy rudimentaria, basada en cantos y diversos sonidos. El investigador Stephen Miden aseguraba que la música neandertal podría haber tenido semejanzas al rap actual. Posteriormente, se consolida el canto, posiblemente acompañado de las palmas, las danzas y los primeros instrumentos hechos con cañas, maderas, huesos o cualquier cosa que se obtuviese en la Naturaleza.

Se han encontrado flautas de hace 20 mil años, del Paleolítico Superior. Sin embargo, saber cómo era aquella música es hacer especulaciones, hasta una especie de frontera que marca el año 2000 antes de Cristo. A partir de esa época ya tenemos datos más certeros de cómo podía ser esta música antigua. En el Creciente Fértil, se conforman las grandes culturas de Mesopotamia y Egipto, donde la música tuvo un componente religioso muy importante, pero también en reuniones sociales y en los palacios de los gobernantes. Los instrumentos se vuelven más complejos y gracias al clima seco de Egipto nos han llegado en buenas condiciones, lo que nos permite conocerlos. Eran objetos que inicialmente tuvieron una función práctica y que más adelante adoptaron su función lúdica. Es el caso de dos palos que se entrechocaban para ahuyentar a las langostas y que luego fueron usados musicalmente. Con el paso del tiempo se irán refinando, con arpas, tambores, la flauta doble llamada seba,…

A pesar de todo ello, desconocemos elementos importantes como la anotación. Se han conservado algunos intentos de anotación muy fragmentarios, con figuras de manos en distintas direcciones, pero que no aportan suficiente información y que tal vez ni siquiera eran anotaciones musicales. Los musicólogos han utilizado los cantos de la liturgia copta, que guarda la estructura antigua de aquellas épocas, para intentar reconstruir la música del Antiguo Egipto. También, se ha intentado rehacer a partir de las posturas de los danzantes en los relieves de templos y tumbas. Los egipcios consideraban que la voz era la base de la música, ya que solo a través de ella se conseguía una relación más intensa con las divinidades.

En Grecia la música alcanza su categoría de arte más elevado, alimento del alma e incluso como función terapéutica, algo defendido por Aristóteles. Mezclado con la poesía y como acompañamiento estelar del teatro, era un elemento fundamental de la vida social. La lira, la cítara y el aulos, un instrumento de viento doble, eran el trío instrumental infaltable. Pero, si hablamos de la música tenemos que mencionar obligatoriamente a Pitágoras, quien descubrió las relaciones entre la aritmética y las escalas del sonido, usando su famoso monocordio, un instrumento con cuerdas en el que vinculó la longitud de la cuerda con la altura del sonido. También, relacionó la música con la astronomía, en su famosa teoría de la “armonía de las esferas”. Fue este inmortal filósofo el que fijó las bases de la música griega y de la occidental. Posteriormente, con la expansión y conquista romana, la música del Imperio pasó a ser la griega, siendo usada en teatros y fiestas.

Las dificultades en la música grecorromana residen en el hecho de que los instrumentos no se han conservado tan bien como los del Nilo. A pesar de ello, estudios de Alemania o Italia han intentado hacer algunas reconstrucciones. Recién hacia el siglo IV después de Cristo, tenemos el primer registro de anotación musical, cuando el Imperio Romano comienza su descomposición. Sin embargo, hay que tener en cuenta que su estructura se ha ido adaptando por cuestiones culturales y por gustos. Con la llegada de la Edad Media, la música se divide en dos vertientes: la litúrgica y la popular, con grandes diferencias en forma y estilo. La evolución de la música ha sido compleja, sin embargo es necesario conocer las bases antiguas para entender su actualidad.

You might also like More from author

Comments

Loading...