El misterio de la colonia perdida

En América del Norte

0 799

Los historiadores aún se siguen preguntando que ocurrió en Roanoke, la primera colonia inglesa que se levantó en el Nuevo Mundo. Cuando los fundadores retornaron tres años después de haberla construido, solo encontraron casas desiertas y ninguna respuesta. Se han propuesto muchas teorías, pero lo cierto es que sigue siendo uno de los grandes misterios de la Historia.

Linea divisoria entre las colonias españolas y portuguesas

El Tratado de Tordesillas de 1494 supuso la repartición del mundo entre las dos grandes potencias marítimas de la época: Portugal, que se quedaba con Brasil y África, y la Corona española, que obtenía casi toda América y sus inmensas riquezas. Pero, Inglaterra también quería tomar parte de esta etapa de descubrimientos y en 1584 la reina Isabel concedió a su favorito sir Walter Raleigh la capacidad de explorar y tomar posesión de todas aquellas tierras americanas que no estuvieran controladas por los españoles. Mientras, los bucaneros ingleses como Francis Drake acosaban y asaltaban los barcos españoles cargados de metales preciosos que atravesaban los mares.

El mismo año 1584, Raleigh envió la primera expedición que logró llegar a las costas de lo que hoy es Carolina del Norte y exploraron sus costas. Descubrieron las primeras tribus nativas, que según los ingleses “eran gentiles, fieles y cariñosos, sin malicia… tal y como se vivía en la Edad de Oro”. Uno de estos primeros exploradores fue Thomas Hariot, quien escribió varios libros sobre las características de estas tierras y sus nativos. En una premonición de lo que les esperaba a los indígenas en los siguientes siglos de dominación europea, Hariot aseguraba que eran pobres, carecían de armas y consideraban a los colonos como dioses crueles y a sus objetos como tesoros. En los conflictos con los europeos su mejor defensa “era mostrar sus talones”.

Colonia de Roanoke

Decididos a colonizar esas ricas tierras, en 1585, sir Richard Greenville, primo de Raleigh, fundó una colonia en la isla de Roanoke frente a las costas de Carolina. Sin embargo, este primer asentamiento no tuvo éxito: los 100 colonos que llegaron exploraron la región, pero surgieron tensiones con los nativos y escaseaban los alimentos, así que decidieron volver a Inglaterra. En 1587 otra expedición de 3 barcos zarpó desde Inglaterra liderado por John White con otros 117 colonos para reforzar la recién fundada villa, con mujeres y niños. Entre la tripulación se encontraba Elinor, hija de White, que se encontraba embarazada y dio a luz en Roanoke a la primera niña nacida en el Nuevo Mundo fuera de las colonias españolas, llamada Virginia. Siendo finales de julio, era demasiado tarde para cultivar por lo que los europeos dependerían la amabilidad con los indios para obtener alimentos, quedándose con uno de los barcos para poder llegar hasta ellos, en el interior de la Bahía de Chesapeake.

White retornó a Inglaterra a buscar provisiones, esperando retornar en unos meses, pero por diversas circunstancias, no pudo regresar hasta 3 años después, en 1590. Cuando llegaron a Roanoke, la isla estaba desierta, sin rastro alguno de los colonos. El misterio continúa hasta hoy en día, ¿qué ocurrió con los ingleses de la villa? Las casas habían sido desmontadas de forma ordenada, sin indicios de huida precipitada. Además, los habitantes habían acordado dejar alguna señal en lugar visible si abandonaban la isla y en dos árboles encontraron escrito “Croatan” y la abreviatura “Cro” refiriéndose a un emplazamiento situado hacia el sur. En caso de estar en peligro debían dibujar una cruz encima de lo escrito, pero no había rastro de ninguna cruz en los troncos. White y sus tripulantes quisieron dirigirse a Croatan, pero el mal tiempo y la pérdida del ancla de uno de los barcos se lo impidió y tuvieron que retornar a Inglaterra sin solucionar el enigma.

Los historiadores han propuestos tres soluciones. Que fueran encontrados y asesinados por los españoles, pero los barcos enviados por el gobernador de Florida, Pedro Menéndez Márquez, exploraron la zona y encontraron la colonia ya desierta. La presión de los bucaneros ingleses impidió nuevas expediciones de los españoles. Otra posibilidad es que fueran masacrados por los nativos, pero estos no eran agresivos y no podían enfrentar con sus armas ligeras a los colonos. Tampoco se encontraron rastros de lucha en la colonia ni casas quemadas. Por ello, se ha propuesto que los colonos posiblemente abandonaron la colonia y se asentaron al sur, donde progresivamente fueron asimilados a los pueblos nativos. Sin embargo, los habitantes del siguiente asentamiento inglés que se fundó (Jamestown) nunca encontraron a los colonos perdidos. El misterio de Roanoke continúa abierto hasta hoy en día. Muestra de ello es que todavía se siguen tomando muestras de ADN de los habitantes de la zona para encontrar algún rastro de los desparecidos.

You might also like More from author

Comments

Loading...