Entre el ruido y el silencio

Los extremos del sonido

0 325

Las ciudades están llenas de ruidos. Desde el tránsito con las bocinas, las sirenas o el rugido de los motores, hasta las voces altas de las personas, las obras en construcción o el estruendo de las máquinas. La contaminación acústica es un tema prioritario en ciudades cada vez más grandes y con mayor población. Pero ¿cuáles son los lugares más ruidosos del mundo? ¿y el más silencioso? ¿cuáles son los extremos del sonido?

A principios del siglo XX, ya se definieron la mayoría de los problemas derivados de una exposición prolongada al exceso de ruido, pero recién empezó a generar una respuesta de las autoridades en las últimas décadas. Desde el estrés, pasando por la dificultad de dormir o sobre todo la discapacidad auditiva, todos estos son los resultados negativos en nuestra salud del sonido alto. Es por ello, que poco a poco las legislaciones de ciudades y países se han ido endureciendo para evitar que el ruido no nos deje vivir. Con diversos estudios y mediciones se ha podido hacer un ranking de las ciudades del mundo más ruidosas, que año a año varían pero que suelen ser la ciudad india de Bombay o la pakistaní de Karachi.

La intensidad del sonido se mide en decibelios (db), en honor al científico Alexander Graham Bell, el gran impulsor de las telecomunicaciones. Los ruidos superiores a 65 db, que equivalen al rugido de una aspiradora, se consideran negativos para la salud y para el oído. A partir de ahí, el umbral del dolor está en los 140 db, como el que producen los motores de la Formula 1. Los científicos han buscado hacer otro ranking, para determinar cual es el sonido más estruendoso que se haya oído en nuestro planeta. Las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki de la Segunda Guerra Mundial tuvieron unos 200 db, pero el que se lleva el trofeo fue el impacto del meteorito Tunguska en Rusia en 1908 con 300 db. Ahora bien, si salimos de nuestro planeta,  una colisión entre planetas y agujeros negros, sería el sonido más alto del Universo.

Pero el sonido tiene también una enorme capacidad positiva, siendo la música uno de los mayores dones de la Humanidad. Las ondas del sonido musical regeneran nuestro campo energético, nos animan, nos hacen bailar, emocionarnos o incluso nos generan hormigueos, los llamados “escalofríos musicales”. Según la ciencia, tienen que ver con que la música provoca picos en el flujo de dopamina, un neurotransmisor de nuestro organismo, generando un aumento del ritmo cardíaco, dilatación de las pupilas, hormigueos en la espalda y “piel de gallina”. Ya los antiguos valoraban la música como un don de los dioses, una forma de acercarnos a su inmortalidad y era algo obligatorio en el aprendizaje de los jóvenes. Estudios realizados por las Universidades de Harvard y de California han comprobado que la práctica de instrumentos musicales hace que los dos hemisferios cerebrales formen nuevas conexiones y que el cerebro tenga un mejor rendimiento en los campos de la concentración, memoria y aprendizaje.

Cámara anecoica de Microsoft

Pero ¿y si hablamos de la ausencia total de sonido? Tal vez eso sea algo imposible de alcanzar. En la sede de Microsoft en Redmond, Washington, se encuentra el lugar más silencioso del mundo. La llamada cámara anecoica de este edifico ostenta el récord Guinness de falta de ruidos, con -20.6 db. Si tenemos en cuenta que la respiración humana tiene 10 db, estamos hablando de la total ausencia de cualquier sonido. La cámara fue construida con 6 capas de concreto, aislada totalmente del exterior, y montada sobre 68 resortes amortiguadores de vibraciones, lo que la hace independiente de las vibraciones del edificio. Se tardó un año y medio en construirla, y además cuenta con cuñas de espuma que absorben el sonido, un piso de cables de acero y puertas selladas.

Pero, ¿para que se usa esta cámara? En ella se prueban amplificadores para evitar distorsiones, se analizan máquinas para localizar sus ruidos internos y ver si suponen un problema. También, en ella se ha testeado a Cortana, la asistente artificial de Microsoft, las consolas Xbox o se desarrollan técnicas para replicar el sonido tridimensional de pantallas de realidad virtual. Lo realmente sorprendente de esta cámara es el efecto que genera en las personas que entran. El silencio absoluto para muchos es insoportable: se puede escuchar el entrechocar de los huesos, el riego sanguíneo por las venas, el sonido líquido del movimiento de nuestros ojos o al propio corazón latiendo. Para otros es relajante, meditativo y permite una conexión interna inmejorable. El sonido tiene sus extremos, el poder de su vibración es inmenso.

You might also like More from author

Comments

Loading...