El Gran Final en Saturno

La despedida de Cassini

0 574

La sonda Cassini prepara su suicidio dejándose caer en las profundidades de Saturno. Lleva estudiando este gigante gaseoso desde hace 13 años, así como también sus fascinantes lunas.  Este auténtico “héroe” artificial ha concedido un gran número de descubrimientos que nos permiten conocer mejor al planeta de los anillos. Recibe el nombre en honor al astrónomo Giovanni Cassini, quien a fines del siglo XVII pudo estudiar en profundidad este planeta, usando solo un telescopio.La NASA se prepara para la despedida de la sonda, conocida como el “Gran Final” el 15 de septiembre.

Imagen de Titán captada por Cassini

En octubre de 1997 Cassini despegó de Cabo Cañaveral, dentro del cohete Titán 4B. La sonda fue construida de forma conjunta por varios países: la NASA aportó el cuerpo principal, la Agencia Europea (ESA) el vehículo Huygens y la Agencia Espacial de Italia construyó la antena. Se inicia un largo periplo de 7 años con destino a Saturno, de unos 3400 millones de km que la llevaron a Venus y Júpiter. El primer hito de Cassini fue lograr que el vehículo Huygens fuera desplegado en la luna de Titán, convirtiéndose en el primer artefacto que logra aterrizar en un cuerpo celeste más allá del cinturón de asteroides. Este satélite saturnino genera cada vez más interés a partir de lo descubierto por esta misión: un mundo con lagos, precipitaciones y ríos de metano, oculto por una densa atmósfera rojiza.

Poco después, la sonda se dirigió a estudiar los famosos anillos de Saturno. Se consiguieron extraordinarias fotografías, se estudió su composición y su movimiento en torno al gigante gaseoso. En total estos anillos ocupan un radio de 300 mil kilómetros, pero su ancho es de solo 10 metros, compuesto de millones de fragmentos de roca y polvo en el que están en formación nuevos satélites. Algunas de estas lunas de tamaños muy diversas son las llamadas pastoras: mantienen agrupados los muchos anillos concéntricos, que giran atraídos por la gravedad del planeta. Mientras que otras los deforman, componiendo un baile cósmico increíble.

El hexágono del Polo Norte de Saturno

La principal tarea de Cassini fue la de estudiar y monitorear las lunas de Saturno. Desde Titán, pasando por los géiseres y el océano congelado de Encelado, Japeto con una mitad oscura y otra blanca o Mimas, con un cráter gigantesco de un meteorito que a punto estuvo de destruirla. De la docena de satélites que se conocía antes, ahora hay más de 70 localizados, siendo algunos sólo fragmentos rocosos sin forma esférica. También, se lograron imágenes sorprendentes del propio Saturno, como el desconcertante hexágono giratorio que hay sobre su polo norte, del cual se logró hacer un vídeo en 2005. O se pudieron observar sus turbulentas nubes y tormentas eléctricas.

Después de este dilatado historial, la sonda se enfrenta a sus últimos días. Ha pasado por última vez cerca de Titán, utilizando su gravedad para impulsarse hacia las nubes de Júpiter, pasando ya nuevamente por los anillos, donde aprovechó para tomar muestras. Sus tanques de combustible están casi vacíos. Los científicos han intentado que su muerte sea un proceso controlado, para evitar que pudiese caer en Titán o Encelado contaminándolos. Por ello, la nave se dejara caer en las fauces de Saturno y su atmósfera. Durante su agonía, se modificará su sistema tradicional de datos: no los almacenará para luego enviarlos a la Tierra, sino que transmitirá en directo todo lo que la antena de comunicaciones resista. Será así el fin de uno de los mayores exploradores del espacio.

You might also like More from author

Comments

Loading...