Buscando continentes perdidos

Zelandia y Gondwana emergen

0 394

Muchos creen que Nueva Zelanda forma parte de una misma masa continental junto a Australia, pero la respuesta es no. A principios de este año se descubrió un continente sumergido bajo las aguas del Océano Pacifico. Recibe el nombre de Zelandia, tiene unos 4,9 millones de kilómetros y solo están emergidas sus dos principales cordilleras que conforman Nueva Zelanda y Nueva Caledonia. Esta enorme masa continental fue encontrada por un equipo de científicos de 12 países que surcaron el Pacifico en un barco realizando perforaciones en el lecho marino a profundidades de entre 1000 y 5000 metros. Los resultados de la investigación fueron publicados por especialistas neozelandeses en la revista de la Sociedad Geológica de América.

Buque Resolution

El buque Resolution fue el protagonista de la mayor operación científica de la Historia para la búsqueda de un continente. Trabajaron durante 2 meses. Los sedimentos, microfósiles y minerales que se obtuvieron en las prospecciones permitieron llegar a la conclusión del hallazgo de este nuevo continente, que deberá añadirse a la lista de los otros 6 continentes. Las sospechas sobre su existencia ya venían de hace unos 20 años, pero ahora finalmente han podido ser confirmados. Según los especialistas, esta gran masa de tierra se desgajó de la Antártida y Australia hace unos 85 millones de años. Quedó sumergida 35 millones de años después. Desde entonces, la separación entre ambos continentes y el choque de las placas oceánicas han ido modificando la distancia con la cercana Australia.

Localización de Zealandia

Esta no es la única novedad sobre continentes perdidos. En la paradisíaca isla de Mauricio, en pleno Océano Indico, se encontraron a principios de este año restos del antiguo supercontinente de Gondwana, resultado de la partición de la madre de todos los continentes: Pangea. Las conclusiones de este descubrimiento fueron publicados en Nature. Sobre la superficie de la isla de Mauricio (con 9 millones de años de edad) se encontraron restos de zircono, una roca de unos 3 mil millones de años. Este absurdo de fechas fue resuelto por los geólogos de la siguiente manera: el zircono hallado constituye restos de la corteza de Gondwana, cubiertos de lava de los volcanes de la isla. Y el hecho de que se haya encontrado dentro de grandes fragmentos de roca permite asegurar que no fueron traídos por el viento o la acción humana.

Posibles fragmentos de Gondwana en el Índico

Se han localizado por lo tanto, restos de ese antiguo continente que existía hace unos 200 millones de años y que se fragmentó formando África, Sudamérica, Antártida India y Australia. Al separarse estas masas de tierra durante la época de los dinosaurios, entre ellas se conformó el océano Índico. Este descubrimiento sugiere que a lo largo de este océano austral hay más fragmentos de distintos tamaños de Gondwana, colectivamente llamados Mauritia. Y ello nos lleva a pensar que la ruptura del supercontinente no fue por una simple división, sino mediante un complejo proceso de fragmentación en el que diversos “trozos” de tierra quedaron dispersos en el Índico.

Actualmente se están desarrollando diversos mapeos a lo largo del planeta, con barcos y satélites para la búsqueda de otros continentes sumergidos, mediante el programa MGDS. Se trata de una exhaustiva compilación de registros de sonar de todos los mares del mundo. Según los geólogos ya no hay espacio para encontrar otras grandes masas de tierra, sino tal vez algún fragmento de pequeño tamaño bajo los océanos.

You might also like More from author

Comments

Loading...