21 de Agosto ¿eclipse y nochebuena?

0 1.595

Eclipse Solar y la verdadera Nochebuena. ¿Qué estamos celebrando en realidad?

Cuando la mente calculadora y matemática del monje Dionisio el “Exiguo” (siglos V-VI) decidió fijar una fecha para el inicio de la era Cristiana, no supo de manera inmediata que iba a alterar de forma contundente la fecha del nacimiento de una de las figuras más importantes en la historia de la humanidad. Anteriormente, se usaba el calendario diocleciano, basado en las tablas pascuales, pero el monje quería dejar de usar un calendario atribuido a un emperador que había perseguido a los cristianos. Por ello ideó uno nuevo, observando las antiguas cronologías del Imperio Romano que se basaban en el año de la fundación de Roma (Ab urbe condita, AUC) como fecha de inicio. Sin embargo, cometió errores.

Antonio Piñero, catedrático español de filología griega de la Universidad Complutense de Madrid, especializado en lengua y literatura del cristianismo primitivo, escribe:

“La idea le pareció acertadísima. Dionisio tomó como fecha de nacimiento de Jesús el 25 de Diciembre, fiándose en una tradición ya inveterada en su época. Por medio de estudios comparativos y retrocediendo en el tiempo, el Exiguo fijó la fecha del nacimiento de Jesús en los últimos días del año 753 AUC (el 1 de Enero del año 754 sería el primero de la era cristiana: Jesús tendría en ese momento ocho días). Éste fue su “error”. De acuerdo con la cronología de Herodes el Grande, este rey murió en el 750 AUC. Por tanto, Jesús debió nacer en el 748 o 749, uno o dos años antes de la muerte del rey. De aquí –como dijimos- los cinco o seis años de diferencia”

En el año 7 antes de Cristo (la verdadera fecha de nacimiento de Jesús de Nazaret) hubo una conjunción importante: Júpiter pasó por delante de Saturno en la constelación de Piscis. Fue un hecho fuera de lo normal, pero esa disposición ocurrió tres veces en el mismo año. Era la famosa estrella de Belén que guió a los reyes Magos, quienes en verdad eran sacerdotes persas cuyo propósito era el de acompañar el advenimiento del Salvador. Júpiter simboliza al astro rey y Saturno al padre. “En esa época, la gente daba gran importancia al movimiento de los planetas y una triple conjunción como esta sólo se da cada 900 años”  dice Tim O’Brien, director asociado del Observatorio Jodrell Bank en Cheshire, Inglaterra.

La estrella que habían visto en el este iba delante de ellos, hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño” (Mateo 2.9)

Según la cosmología del año 7 a. C, el fenómeno Júpiter, Saturno y Piscis fue más visible y duradero en Agosto, tiempo suficiente para que los sacerdotes persas pudieran realizar su gran viaje hacia Belén, recorrido que culminaría el día 21 junto al nacimiento de Jesús de Nazaret. Quizás ya sea el momento de celebrar la nochebuena el 21 de Agosto, al igual que lo hace el investigador y escritor español J.J. Benítez, o al menos comprender que la historia fue escrita por la mano del hombre, de su interpretación y por ende de su nivel de Conciencia. Lo que antes sirvió durante siglos, carece de validez una vez que el ser humano va desvelando los grandes misterios.

Las casualidades no existen, así que justo este próximo 21 de agosto se producirá un formidable eclipse, el primero completo en 70 años. Ya genera mucho interés entre la población y la NASA, que lo grabará en directo. Se observará solo en EEUU, aunque su influjo permeará a todo el planeta. Pero lo más importante es que vivamos esta fecha desde otro prisma, ya que nos invita a sentir el advenimiento y la conquista de nuestro mundo interno, la apertura de una nueva puerta en nosotros. Porque lo extraordinario es que te sientas vivo, siendo quien eres en verdad. Quizás este 21 de Agosto represente para ti la bienvenida a una nueva frecuencia solar, tal cual sucedió hace 2.024 años.

You might also like More from author

Comments

Loading...