Sobre Einstein y las ondas gravitatorias

0 408

La obra de Albert Einstein (1879-1955) marcó un punto de inflexión en la concepción de la física moderna y sin duda es uno de los grandes monumentos intelectuales de la Historia. Marcó el final de las teorías físicas mecanicistas ideadas por Newton y el avance a una nueva época en esta disciplina. Su gran trabajo fue el de la famosa Teoría de la Relatividad, desarrollada íntegramente solo por él, y los principios de lo que más adelante seria la teoría cuántica. Esta inmensa obra, le permitió formular diversas hipótesis que durante los años se han ido confirmando mediante diferentes observaciones y experimentos y otras no.

Einstein creía firmemente en que había una armonía en todas las cosas, y por ello buscaba la forma de crear una fórmula que unificara y explicara toda la física. Llegó a varias conclusiones en sus postulados. Por un lado, que espacio y tiempo están íntimamente relacionados y no se puede hablar de uno sin el otro. Y por otro lado, que la gravedad curva el espacio-tiempo. Por ejemplo, siempre que haya un cuerpo sólido, como una estrella o un planeta, el espacio que lo rodea estará curvado. ¿Por qué? Imaginemos una pelota y dibujemos un cuadrado sobre ella. La curvatura de la pelota modifica el cuadrado y de la misma forma ocurre en los planetas. Además como dijimos anteriormente, espacio y tiempo no pueden separarse, por lo que el tiempo también se verá afectado por la gravedad.

Todo esto llevó a un profundo cambio en la modificación del concepto de la masa. Para Einstein, la masa es una forma de energía, todo objeto tiene energía almacenada en su masa, lo que llevó a la famosa ecuación que vincula energía y masa E=mc2. La c se refiere a la velocidad de la luz, por ello siempre que se hable de situaciones en las que intervenga la velocidad de la luz, deberemos recurrir a la Teoría de la Relatividad. La velocidad de la luz es una unidad constante de cuantificar el movimiento de todo tipo de radiación (como la luz) y también de la gravedad. Y así, llegamos a las ondas gravitatorias.

Estas ondas son perturbaciones u ondulaciones generadas en el espacio-tiempo por el desplazamiento de un cuerpo masivo, por ejemplo supernovas, agujeros negros o incluso radiaciones resultantes del Big Bang. Se asemejan a las ondas que se generan en un vaso de agua. Esta es una de las teorías formuladas por el genio alemán, pero que él nunca pudo comprobar. Fue recién en 2016 cuando los científicos lograron observarlas, justo 100 años después de la publicación de los postulados. Especialistas del Instituto de Tecnología de California y de Massachusetts del proyecto LIGO lograron al fin detectar estas ondas, en este caso provocadas por la colisión de dos agujeros negros situados a 1300 millones de años luz. Este choque titánico liberó energía equivalente a tres masas solares.

El interés por estas ondas es tal que actualmente diferentes agencias espaciales están desarrollando el programa LISA, que estaría listo recién para 2030. Es necesario crear una “antena” más grande que la Tierra para conseguir detectar estas ondas, de menor tamaño que un átomo. Por ello, serán lanzadas tres naves que se situarán en formación triangular, unidas con rayos láser y llenas de instrumentos para detectarlas. La distancia entre ellas será considerable: nada menos que 5 millones de kilómetros.

Todo esto vuelve a recordarnos la importancia del trabajo del genio judeo-alemán, que demolió la física clásica y sentó los cimientos de la moderna. Como todos los visionarios, Einstein fue denostado y duramente criticado, acrecentado por su condición de judío. Ya en la escuela, un profesor sentenció que “nunca conseguiría nada en la vida”. Sus notas eran muy buenas en ciencias, sin embargo no consiguió trabajo en las universidades alemanas. Tras proponer sus teorías, las críticas arreciaron contra él y en todo el mundo fue intensamente debatido. Incluso se llegó a publicar un libro llamado “Cien autores contra Einstein”, sin embargo, siempre irónico a las detracciones, el físico dijo: ¿Por qué cien? Si estuviera equivocado bastaría con uno solo.

You might also like More from author

Comments

Loading...