Hablando con Graciela Croatto

La Voz de los niños

0 639

G

raciela Croatto tiene una voz dulce y sutil. A través de ella, nos cuenta sus muchas experiencias con niños y niñas y asegura que la generación que llega ahora es muy diferente. Afirma que estos nuevos niños necesitan de una gran comprensión, de padres que estén preparados para entenderlos y asistirlos en su vida.

Croatto ha tenido muchas vivencias con estas jóvenes personas: desde niños que presienten embarazos o que ven la energía de las personas, hasta aquellos que no logran adaptarse a los colegios a pesar de tener excelentes calificaciones. Ante la preocupación de los padres, la psicopedagoga nos aporta orientación y formas para que los padres aprendan de sus hijos.

Graciela Croatto

Graciela Croatto es licenciada y docente en Ciencias de la Educación de la UBA. Fue maestra en escuelas primarias y en grados de recuperación de niños con dificultades de aprendizaje. Psicopedagoga clínica, ha indagado en terapias para los jóvenes y adolescentes de nuestros días, lo que le ha permitido tener una amplia visión de la juventud y de las estructuras educativas. Considera que estas estructuras son “arcaicas”, ya que la escuela se formó como una empresa: se valora la puntualidad, prolijidad y obediencia. “Se cree que el niño tiene un embudo en la cabeza y cuanto más se meta por ahí, más cosas va a lograr. Hay un mercantilismo educativo”. Critica con dureza las agendas salvajes que se les imponen a los niños, con muchos cursos y actividades extraescolares.

Frente a esta imperiosa necesidad de reformar la educación, considera que hay que crear una escuela que impulse la intuición, en la que haya una libertad acompañada de los niños, en la que puedan expresarse libremente. “La mejor forma que tiene el niño de aprender es jugando, así va generando sus conexiones neuronales, se hace preguntas y las resuelve por sí solo”. El niño tiene que moverse, investigar, explorar. Un niño sano y feliz es un niño que molesta, que no está quieto. Este es uno de los objetivos de proyectos en los que ella está inmersa, como Pedagogía 3000.

Es indudable que están naciendo nuevos niños, a los que les cuesta cada vez más insertarse en estos sistemas educativos obsoletos.

Croatto considera “indudable” que están naciendo nuevos niños, a los que les cuesta cada vez más insertarse en estos sistemas educativos obsoletos.

Pero, ¿cómo son estos nuevos niños? “Tienen mucha percepción, sensibilidad, gran capacidad de compasión. Todos saben que vienen a cumplir una misión personal”. Estos niños rechazan las estructuras sociales, los dogmas e incluso la religión, ya que poseen una elevada espiritualidad en la que se dan cuenta que forman parte de algo mucho más grande, de un Universo. Son curiosos, hace muchas preguntas y tienen una sabiduría innata que muchas veces supera a la de los adultos. Tienen una intensa relación con lo imaginario, con lo extrasensorial, con el alma y el pensamiento.

La especialista nos cuenta que un niño con diagnostico de autismo se le acercó y tímidamente le pregunto cómo podía cumplir su misión si tenía problemas para entender la escuela y para adaptarse al mundo. Frente a estos casos se necesita una gran comprensión familiar, los padres deben estar “preparados”. Ya desde el nacimiento y el mismo acto de concebir, todo debe realizarse siendo consciente de que se abre el camino para la llegada de un nuevo niño/a. El nacimiento es un enlazamiento de consciencias y todo se equilibra para ser vehículo de ese nuevo ser.

Es importante que haya un acompañamiento sincero, los niños perciben claramente el desinterés.

¿Qué necesitan estas nuevas conciencias? La respuesta es sencilla: mucho amor, al igual que todos nosotros. Necesitan de padres que puedan asistirlos y entenderlos. Es muy importante escuchar, respetar y acompañar. No juzgarlos o etiquetarlos, ya que los desanima. Permitirles jugar, explorar, sorprenderse. No someterlos a la tiranía de horarios infinitos, cientos de actividades extraescolares o convertirlos en “zombies” de los aparatos electrónicos. Es importante que haya un acompañamiento sincero, los niños perciben claramente el desinterés.

Otro aspecto importante es el de aquellos niños y niñas que tienen capacidades diferentes, que no se consideran comunes. Por el gabinete de la psicopedagoga, han pasado muchos casos que ella define como místicos o especiales: niños que ven esferas de colores, que se comunican con seres invisibles o que presienten. Ante todo, lo más importante para los padres es “reconocer que estos casos existen y no tener miedo”. Frente a aquellos que temen que sus hijos estén delirando o sufriendo síntomas de enfermedades mentales, simplemente hay que escucharlos, entenderlos y acompañarlos en estas experiencias, porque es algo natural. “Hay muchos casos, es importante que se sepa que no están solos”.

Los niños de hoy en día son muy especiales, son seres con otras capacidades, que vienen a remover y poner en duda las estructuras. Que tienen una misión, la de traer luz a este mundo y generar cambios. Croatto, relativiza las definiciones de índigo o cristal, los niños no se pueden clasificar. Las familias tendrán que abrir sus mentes y sus corazones, apartar las convenciones y ser conscientes de que lo viejo no sirve para lo nuevo. Deben acompañar, entender y sostener a estos nuevos seres, que son el futuro de nuestro planeta.

 

You might also like More from author

Comments

Loading...