Júpiter, cara a cara

Imágenes inéditas de la Gran Mancha Roja

0 376

La sonda Juno ha fotografiado por primera vez tanto la famosa tormenta roja como los extremos del gigante planetario, dejando estupefactos a los científicos. Estas fotografías se unen a los otros descubrimientos hechos por la sonda, que están modificando los modelos planetarios.

Júpiter era el dios supremo de los romanos. Cruel y tiránico, gobernaba el cosmos solo atendiendo a sus caprichos. Se resolvió, en una acertada decisión como se demuestra ahora, darle su nombre al séptimo planeta de nuestro Sistema Solar, que poco a poco va descubriendo sus misterios. Este gigante gaseoso, el planeta mas antiguo del Sistema Solar, está siendo por primera vez investigado con una precisión y cercanía inéditas, gracias a Juno (nombre de la diosa con la que estaba casado Júpiter), la sonda espacial que fue enviada por la NASA en 2011 y que se encuentra orbitando en torno a él. Y los datos que está enviando esta nave son sorprendentes para los investigadores que la monitorean.

La sonda nos permitió obtener las mejores imágenes de la famosa Gran Mancha Roja, un descomunal sistema tormentoso de vientos de más de 400 km/h. Este huracán es más grande que el planeta Tierra (16.350 km) y parece que lleva activo varios siglos, puesto que se vio por primera vez en 1830. Las imágenes en blanco y negro fueron coloreadas posteriormente, dándole un mayor realismo.

También, hubo otros hallazgos que fueron publicados en dos artículos en la prestigiosa revista científica Nature. Uno de estos se refiere a los polos del planeta, donde los científicos esperaban encontrar un gran ciclón dominándolo, como en Saturno. Sin embargo, se descubrió con asombro que no hay uno, sino numerosos ciclones arremolinados en torno a los polos, demostrando que la atmósfera de Júpiter es extremadamente turbulenta. Encontraron cientos de tornados de 1400 kilómetros de diámetro, un fenómeno que los astrónomos consideran “inexplicable”. Posiblemente estas descomunales tormentas estén acompañadas de precipitaciones de material helado, semejante a la nieve. Es la primera vez que se logra fotografiar estos puntos extremos.

Imagen de los polos de Júpiter

Otros descubrimientos han sido referentes al campo magnético de Júpiter, de una potencia inmensa: 7,77 gauss, por lo que multiplica por 10 al de la Tierra. Las previsiones hechas por los especialistas se han demostrado erradas en algunos temas con respecto al gigante gaseoso, y ahora se están corrigiendo. Juno también ha descubierto un gran penacho de amoníaco en la región ecuatorial, que emerge del planeta como si se tratara de un géiser. Todo esto permite asegurar, que ante la diversidad descubierta en nuestro propio Sistema Solar, los exoplanetas pueden deparar sorpresas aun mayores.

Juno, del tamaño de un campo de básquet y con un presupuesto de 1100 millones de dólares, inició sus observaciones en torno al planeta en agosto del 2016. Tiene como objetivo principal intentar desentrañar lo que hay bajo las nubes carmesí de este gigante, que según los astrónomos es una estrella fallida. Es la sonda que más se ha acercado al planeta, manteniéndose lo suficientemente lejos de la intensa radiación de Júpiter, a unos 4200 kilómetros. Y también, intentará explicar cómo se formó y dar pistas del nacimiento del Sistema Solar e incluso de la Tierra.

Después, en 2018, se tiene previsto el final de la misión, cuando la sonda se “suicide” dejándose caer en las entrañas de este descomunal planeta. Júpiter, imitará a su voraz padre Saturno o Cronos y al igual que éste devoró a sus hijos, se terminará comiendo al enviado creado por el hombre, como castigo por haber desvelado sus enigmas.

You might also like More from author

Comments

Loading...